Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Llegan encendidos al clásico

Los Celtics vencieron 127-117 a los Timberwolves en Minnesota pese a la ausencia de Kemba Walker. Así, tuvieron una buena presentación en la previa de su visita a Los Ángeles Lakers.

Después de un jueves que marcó el regreso de la actividad de la NBA post descanso por el All-Star, este viernes hubo nueve juegos, con la vuelta de varios de los equipos fuertes de la liga. Uno de ellos fue Boston que, en la previa del clásico del domingo ante los Lakers en Los Ángeles (17:30 por ESPN), venció a Minnesota por 127-117.

El equipo de Brad Stevens se mostró un paso por delante de su rival durante toda la noche. Boston no contó con Kemba Walker por molestias en su rodilla izquierda, pero supo tener un mejor rendimiento ofensivo que su rival a lo largo de la noche, con todos sus titulares en dobles dígitos. Gordon Hayward (29-5-6) lideró la carga, mientras que hubo dobles-dobles de Jayson Tatum (28 tantos y 11 rebotes), Daniel Theis (25 y 16) y Marcus Smart (10 unidades y 10 asistencias). Además, Jaylen Brown estuvo cerca de la doble decena con 25 puntos y ocho rebotes.

El elenco vestido de verde llegó a estar diez puntos (o más) por detrás en varios tramos de la noche, pero tuvo el punto débil de la floja producción de sus suplentes. En esos momentos, Minnesota recortó distancias a través del par perimetral de D’Angelo Russell (18 puntos, 13 asistencias y seis rebotes) y Malik Beasley (27), como también a través de los triples de este último (acertó cuatro de los ocho que intentó), Juancho Hernangómez (17 -4/5-) y Jordan McLaughin (11 -3/3-).

No obstante, Boston supo ser mejor en defensa durante los momentos claves, forzar errores rivales a partir de sus rotaciones defensivas y castigar en el otro costado. Con esta fórmula, la visita impuso su juego e ímpetu en el último cuarto, momento en el que el dueño de casa llegó a acercarse a dos unidades, pero que jamás pudo pasar al frente. Tatum encajó 10 de los 32 puntos del elenco celta en el tramo para sellar la victoria.