La despedida de La Verdad

La eliminación de Los Angeles Clippers, tras caer en el juego definitivo ante Utah, consumó el retiro de Paul Pierce como jugador, luego de 19 temporadas.

Al perder con los Jazz en el juego 7, Los Angeles Clippers no solamente se despidió de la campaña 16/17, en la cual no pudo coronar su récord de 51-31 durante la fase regular. El Staples Center fue testigo de otro adiós por parte de uno de los grandes jugadores que generó la camada de los ’90.

Es que Paul Pierce cumplió con la promesa que anunció antes de iniciar la temporada, la de jugar el último certamen de su carrera. El alero de 2m01 cerró su etapa en el conjunto angelino después de dos torneos, con un promedio de 5.4 puntos y 2.5 rebotes en 16.2 minutos por partido.

El mejor recuerdo de su carrera fue su paso por Boston, en donde salió campeón tras derrotar en las Finales 2008 a los Lakers, su equipo rival, lo que cortó la sequía de la franquicia de 22 años sin levantar el trofeo. Los Celtics eligieron en el décimo puesto del Draft 1998 al oriundo de Oakland, California, cuya media en quince campañas fue de 21.8 tantos, 6 tableros, 1.4 robos y 3.9 asistencias en 36.6 minutos por encuentro.

El conjunto de Massachusetts lo homenajeó durante su última visita al estado (5 de febrero del 2017) con un video recordatorio de su ciclo en el equipo, además de celebrar su último triple del partido.

A partir de la 13/14, Paul Pierce tuvo momentos fugaces en un par de franquicias de la NBA, antes de llegar a los Clippers. Estuvo una temporada en Brooklyn y luego se mudó a Washington para la 15/16, pero se vistió de héroe al convertirse en el protagonista que le ganó la serie a Toronto en la primera ronda de los Playoffs, ya sea en los Nets o en los Wizards.

Es por eso que la mejor liga del mundo marcó este día, no solo por la sorprendente clasificación de Utah, sino también por el adiós de la Verdad. ¡Hasta siempre, Pierce!