Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Boston remontó y ratificó su segundo lugar

Los Celtics llegaron a caer por 18 puntos, pero acabaron venciendo a los Hawks por 109-106. Smart y Theis se combinaron en el cierre para opacar la buena noche de Trae Young.

Los Hawks estuvieron en boca de todos durante la jornada del viernes. Los de Georgia fueron vinculados a posibles movimientos para generar el desembarco de Andre Drummond, actual pívot de los Pistons que rechazaría su opción de jugador por la falta de buenos rendimientos de la franquicia.

Mientras las negociaciones y las charlas continuaron a lo largo de la jornada, los dirigidos por Lloyd Pierce debieron presentarse en Boston ante los Celtics. Pese a un gran inicio de la mano de Trae Young (28 puntos, 10 asistencias y cinco rebotes), en el cual consiguieron un parcial de 32-19, además de un margen máximo de 18 tantos, los visitantes no pudieron sostener el nivel y cayeron agónicamente en el TD Garden por 109-106.

Los locales reaccionaron a partir de sus constantes ataques a la pintura. Producto de la ausencia de Kemba Walker, Jaylen Brown (24 puntos y 10 asistencias), Gordon Hayward (18), Enes Kanter (14 unidades y 11 rebotes -cinco ofensivos-) y Jayson Tatum (13) se hicieron cargo de la ofensiva del elenco de Brad Stevens. A partir de ellos, los dueños de casa consiguieron 62 puntos en la llave contra apenas 34 aportados por su rival.

Más allá de esto, Atlanta tuvo varias chances para ganarlo en los últimos instantes y no las pudo coronar. El equipo de Pierce llegó a hacer desvanecer una diferencia de ocho unidades, pero falló cuatro tiros que le hubiese dado la ventaja en los últimos dos minutos de juego. Del otro lado, un bombazo de Smart estiró la diferencia a cuatro con 42 segundos en el reloj.

Si bien Len recortó el margen en la siguiente acción, Atlanta no pudo coronar la última acción del juego, la cual le hubiese dado la victoria. Young quedó con ventaja de velocidad al quedar emparejado con Theis en el perímetro. El sophomore fintó una penetración y el alemán cayó en la trampa, aunque rápidamente se recuperó para poner la tapa salvadora.

https://twitter.com/IsolationNBA/status/1213285858318651397

Tras la tapa, Marcus Smart se quedó con el rebote e intentó pasar por encima de Young, quien reaccionó con una patada. Esta acción fue pitada como flagrante 1 por los árbitros, por lo que el escolta cobró su tiro para sellar la victoria por 109-106.