A todo o nada

Celtics y Wizards chocan este lunes, desde las 21hs (ESPN), en el séptimo juego de las semifinales de la Conferencia del Este. Los ganadores enfrentarán a los Cavaliers en la lucha por el campeonato regional.

Después de una larga contienda, este lunes culminará la lucha entre Boston Celtics y Washington Wizards. Desde las 21hs, y con transmisión de ESPN, ambos equipos intentarán sentenciar su boleto a la siguiente instancia en el TD Garden, la casa de los Celtas.

La localía no es un detalle menor, y es un plus para Boston. En los seis juegos anteriores de la serie, ninguno de los dos equipos pudo sorprender a su rival en su estadio. El combinado que suele vestir de verde se quedó con el primer, segundo (hubo suplementario) y quinto juego, mientras que el elenco de la capital de Estados Unidos lo logró en los tres restantes, incluyendo un milagroso lanzamiento de John Wall el pasado viernes para estirar la historia.

Y si bien Boston estuvo a segundos de finiquitar el boleto en la casa de Washington, la visita también tiene sus chances de lograr el pasaje a la siguiente instancia. En todos los encuentros que ganó, e inclusive en los dos primeros que perdió, el equipo de Scott Brooks mostró tener una gran capacidad para lograr rachas matadoras.

Más allá de que es un aspecto importante en cualquier partido de básquet, el papel a la hora de los rebotes será fundamental. De la mano de Markieff Morris y Marcin Gortat, Washington mostró siempre tener un poquito más en el área para tener una mayor cantidad de chances en ataque que Boston. Siempre que el conjunto de Brad Stevens ganó, fue porque hubo una disputa equitativa entre ambos equipos, mientras que cuando le tocó festejar al de Brooks, el margen fue claramente favorable al Wizard.

En esta área, y en el encuentro en general, Al Horford deberá mostrar su talento. Después de firmar un contrato por cuatro años equivalentes a 113 millones de dólares (en concepto salarial), el dominicano tuvo un gran Playoff, pero enfrentará una noche trascendental. Al igual que el de Isaiah Thomas, su juego estará en la lupa de fanáticos, seguidores y expertos de la NBA, pudiendo tener una noche consagratoria o demoledora.

Del otro lado, un caso similar ocurrirá con John Wall y Bradley Beal. Ambos perimetrales deberán justificar su calibre de estrella en la liga al jugar bajo la mayor presión posible.

Este será el 28° séptimo juego que disputará Boston a lo largo de su historia, contabilizando un total de 19 triunfos y ocho derrotas. Su última vez fue en el 2012, cuando perdió la final de conferencia a manos de un Miami Heat liderado por el trío de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh.

Por el otro lado, será el 10° encuentro para Washington, con seis festejos y nueve caídas. ¿Su última ocasión? Un triunfo sobre los Spurs en la final de conferencia del este en 1979 (cuando por aquel entonces conformaban una división central que mezclaba a Texas con equipos próximos de la actual zona).