Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Elgin Baylor fue uno de los mejores jugadores de la historia.

Elgin Baylor falleció a los 86 años

El talentoso alero de los Lakers tuvo su defunción este lunes por la tarde en Los Ángeles. Integró el salón de la fama y fue un ícono de su época.

La NBA tiene varias discusiones constantes. Dos de ellas son: “¿Quién es el jugador más menospreciado de la historia?” y “¿Quién es el mejor jugador sin anillo en la historia de la liga?”. Ambas preguntas pueden ser unidas a Elgin Baylor.

Baylor recibió el anillo de campeón en 1972 de los Lakers, pero se retiró a mitad de temporada porque no quería dejar el básquetbol siendo un jugador más. Lo que Elgin nunca comprendió fue que jamás fue un jugador más en la NBA, ni en el planeta.

Muchos lo definieron como el Michael Jordan de los 1960-70. Baylor no tuvo los hitos de Wilt Chamberlain, pero tuvo el juego más completo de su generación. Un alero de 1,96 mts capaz de hacerlo todo con una capacidad atlética cercana a la perfección. Podía dar pases de toda la cancha, generar juego desde la mitad, anotar desde lejos como un triplero antes del triple y luego ser un defensor completo, capaz de marcar en el interior como el exterior. Su juego no tenía puntos débiles en una época de especialización por puesto.

La carrera de Elgin Baylor

Baylor llegó a la NBA como el mejor prospecto del básquetbol universitario y tuvo la particularidad de ser electo en dos Drafts. Primero acabó 14° en el Draft 1956, tras su primer año en el College de Idaho. La franquicia que lo eligió fue Minneápolis Lakers, que luego lo seleccionó primero en el Draft de 1958 tras tres años superlativos en la Universidad de Seattle. El alero había cambiado de institución en primer año porque le retiraron la beca.

Lejos de cualquier duda, Baylor fue prácticamente un MVP desde su arribo en la liga. Hizo honores para ser el ROY con 24,9 puntos (2° máximo de la liga), 15,0 rebotes (3°) y 4,1 asistencias (8°). Además, registró 55 tantos en lo que fue la tercera máxima anotación de un jugador en su año de debut. Su gran temporada llevó a los Lakers a las finales, aunque Boston Celtics le quitó la chance de ser campeón.

Desde entonces fue un jugador extraordinario, que se ganó el respeto de todos en la liga y hasta fue considerado el mejor jugador de su época, por encima de Chamberlain. Fue 11 veces All-Star y 10 veces integrante del primer quinteto ideal, todo esto en 14 temporadas, de las cuales las últimas dos se vieron marcadas por lesiones. Hizo honores para que los Lakers retiren la camiseta número 22 en su honor.

Fue considerado uno de los mejores aleros que tuvo la NBA. Su juego inspiró a Magic Johnson, que luego inspiró a Michael Jordan, que luego despertó a Kobe Bryant y LeBron James. La actual generación llegó a partir de su aporte indiscutible al básquetbol. El jugador más completo de su era. El jugador más influyente de las siguientes.