El ‘súper’ mercado está en marcha

Las franquicias empezaron a moverse para emparejar una liga mandada por los ‘superequipos’. En el primer día de real acción, se vio cómo serán los próximos meses. Y eso que todavía no están disponibles los agentes libres.

Por Fernando Torok (@fgtorok)

10027689-nba-playoffs-cleveland-cavaliers-at-indiana-pacers-850x560.jpeg
Paul George es una de las piezas más buscadas en este verano (Fansided).

El movimiento de este martes en la NBA dio muestra del momento que se vive y se viene. La liga de franquicias demostró una vez más porque es un negocio único, que necesita paridad, donde el dinero y el éxito mandan sobre el corazón. La pasión queda dentro de los estadios, donde los jugadores dan todo para cumplir sus metas profesionales, mientras los fanáticos vitorean por sus colores.

Pero, fuera de la cancha, es un negocio, y uno muy atractivo. Quizá, el más llamativo. La transferencia de Dwight Howard a Charlotte, quien en 2016 había vuelto a su ciudad natal (Atlanta), da muestra de la urgencia por equipar a los monstruosos Golden State y, un paso más atrás, Cleveland. También, la decisión (acertada) de los Lakers de fichar a un pívot destacado como Brook López dejando ir al prometedor D’Angelo Russell y, sobre todo, al excesivamente pago Timofey Mozgov.

A diferencia del verano estadounidense en 2016, el incremento del tope salarial ya no es una novedad y, con tantos expertos en finanzas dentro de la liga, el dinero se maneja (manejará) mucho mejor. El mensaje es muy claro: “La NBA tiene que buscar tener más ‘superquipos, no acabar con los ya armados”, comentó Adam Silver, el Comisionado, a The Washington Post, horas después del reciente título conseguido por los Warriors.

silver_convenio.jpg
Silver es el máximo representante dirigencial de la NBA desde el 1 de febrero del 2014 (Blog De Basket).

Mal que le pese a algunos, es lo acertado. Como producto televisivo, gamer y de mercado, se necesita una paridad mejorada, haciendo la NBA todavía más rentable. Nadie quiere ver una temporada en donde ya se sabe quiénes van a ser los finalistas desde el día uno. Se quiere ver competitividad, resultados inesperados y que todos tengan chances de ganar.

 

El mensaje de Silver fue entendido por los dirigentes y los jugadores. A horas del Draft, y mismo durante el proceso de selección, todos van a buscar empezar a armar su Big Three para luego complementarlo con las mejores piezas posibles. Estarán los conjuntos como Boston Celtics, que tendrán más poderío de decisión, mientras que habrán otros como Brookyln Nets, que deberán sacudir hasta la última pieza de su plantel para poder empezar a tomar el camino correcto.

Mientras LeBron analiza la posibilidad de irse de Cleveland (otra vez) y Golden State termina de moldear sus números salariales, el resto entró en una salvaje disputa por los jugadores. Más allá que la agencia libre arranca el 1 de julio, ya hubo millones de charlas pensando en formar nuevos como poderosos conjuntos.

El supermercado está más caliente que nunca. Hagan sus ofertas.