Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Nuggets-Pistons fue postergado por un caso inconcluso de COVID-19.

Detroit tuvo un caso inconcluso y postergó su juego ante Denver

El juego entre Nuggets-Pistons del lunes fue suspendido por un caso dudoso en el elenco industrial.

Todo parecía estar dado para que Denver y Detroit protagonicen el juego que cerraría la jornada del lunes. Los Nuggets venían de vencer al Jazz en la jornada del domingo, mientras que los Pistons cayeron el sábado ante los Warriors. Sin embargo, a minutos del salto de inicial, el juego Nuggets-Pistons fue postergado.

La NBA comunicó que la decisión se debió a un caso inconcluso en el equipo de Dwane Casey. Si bien el nombre no trascendió, la suspensión no se dio sólo por este posible caso, sino también por los posibles contagios estrechos. A fin de evitar la propagación del virus, la franquicia no salió al campo a enfrentar a los Nuggets.

El equipo de Casey iba a disputar el segundo de sus cinco juegos consecutivos de visitante. El martes debe enfrentar al Utah Jazz (medianoche de Argentina), pero el juego está en duda, al igual que sus compromisos ante Phoenix Suns (viernes 5 a las 23hs) y Los Ángeles Lakers (sábado 6 a la medianoche).

Por su parte, Denver evitó el segundo de sus dos encuentros en el back-to-back. De no mediar inconvenientes, el equipo de Michael Malone volverá al ruedo el jueves a la medianoche, cuando enfrente a los Lakers en Los Ángeles. Este será el primero de sus dos juegos de visitante de manera consecutiva. El segundo será el sábado, a las 18hs, ante Sacramento Kings.

Este fue el 23° juego postergado en la temporada 2020-21. Veinticuatro de los treinta elencos tienen al menos un juego suspendido en esta campaña.