Cinco jugadores se reunieron con el Papa Francisco

Marco Belinelli, Kyle Korver, Sterling Brown, Jonathan Isaac y Anthony Tolliver se trasladaron hacia al Vaticano para contarle con exactitud su movimiento social al Sumo Pontífice.

Una de las condiciones para el reinicio de la temporada 2019-20 fue fomentar un mensaje en contra de la injusticia racial. «Black Lives Matter» quedó estampado en las tres canchas que presentaba el Complejo de ESPN. Además, todos los jugadores podían utilizar una de la lista de frases que autorizó la NBA, con el fin de exhibirla en la parte de atrás de la musculosa. Toda esta movida terminó llamando la atención del Papa Francisco.

En la noche del domingo, el principal referente de la Iglesia Católica arregló una reunión para el día lunes con la Asociación de Jugadores (NBPA). Los convocados para el encuentro fueron Marco Belinelli, Kyle Korver Anthony Tolliver (agentes libres), Sterling Brown (nuevo refuerzo de Houston) y Jonathan Isaac (Orlando). También estuvo presente la Directora Ejecutiva de la NBPA, Michelle Roberts, junto con otros dos integrantes de la entidad.

El Papa Francisco solicitó una junta con protagonistas de la liga estadounidense, en el afán de conocer con exactitud el significado del movimiento social. A su vez, para entrar detalladamente en el conflicto racial que atraviesa el país norteamericano. La burbuja de Orlando sirvió además como una oportunidad de generar consciencia sobre ese contexto en el que vive la nación.

Se trató de una reunión sin precedentes para la NBA, en búsqueda del crecimiento de su trabajo en los aspectos extra-deportivos. A principios de mes, se llevó a cabo la votación para la elección del nuevo Presidente de Estados Unidos, y la liga tuvo una participación activa en el llamado a los ciudadanos para colaborar. De hecho, se abrieron estadios de las franquicias con el fin de ser utilizados como sede de mesas electorales.