Charlotte intentó conseguir a Hayward en 2014

Charlotte intentó conseguir a Hayward en 2014

Es la segunda vez que los Hornets se muestran interesados en el alero. En los Celtics, se encontró con un jugador que estuvo en ese equipo.

Una de las noticias más sorpresivas de esta agencia libre fue la partida de Gordon Hayward al conjunto de Carolina del Norte. El jugador de 30 años estuvo negociando anteriormente para que Boston realice un intercambio con la franquicia de su ciudad natal, Indiana. Pero esas negociaciones nunca llegaron a su destino, por lo tanto Michael Jordan y Mitch Kupchak (GM de Charlotte) sacaron provecho de la situación.

De esta manera, los Hornets pudieron tomarse revancha del intento fallido en 2014. En aquel año, el alero finalizó su contrato de novato con Utah, equipo que lo eligió en el draft 2010. Y había desplegado un notable rendimiento en la temporada anterior a esa agencia libre, ya que promedió 16,2 puntos, 5,1 rebotes, 5,2 asistencias y 1,4 robos en 36,4 minutos por juego.

La campaña 2014-15 resultó ser la vuelta de la marca «Hornets» a la ciudad, después de diez años denominándose «los Bobcats». Para esa ocasión especial, Michael Jordan y compañía hicieron su esfuerzo por Hayward al entregar la oferta de 64 millones de dólares en cuatro torneos (el cuarto era opción de jugador). En aquel plantel estaba Kemba Walker como referente, consolidando su juego junto con Bismack Biyombo (ambos drafteados por los de la División Sureste).

Pero había un problema, debido a que era agente libre restringido. Los Jazz actuaron espontáneamente y le igualaron la oferta, por lo tanto Hayward siguió integrando el elenco de Salt Lake City. La franquicia necesitaba de su continuidad, porque había sufrido las salidas de Al Jefferson (también a Charlotte) y Paul Millsap. A su vez, recién estaba dándole espacio para su desarrollo a Rudy Gobert.

LA LLEGADA SE DEMORÓ

Como un ancho de espada, el surgido de la Universidad de Butler permaneció tres años más en Utah y participó activamente en el retorno del equipo a los Playoffs 2017 (luego de cuatro certámenes). De hecho, se ganó la oportunidad de disputar el Juego de las Estrellas de New Orleans 2017. Su valor incrementó exponencialmente, por ende no aceptó su opción de jugador en la 2017-18 para salir a la agencia libre.

Llegó el momento de reencontrarse con su entrenador en la universidad, Brad Stevens. Boston le firmó un contrato por cuatro temporadas, convirtiéndolo en uno de los grandes refuerzos a la par de Kyrie Irving. En sus primeros dos torneos coincidió además con Terry Rozier, actual base de los Hornets.

De todos modos, una lesión devastadora en su estreno contra Cleveland le prohibió alcanzar se nivel de juego que había relucido en los Jazz. Un año sin jugar, y la segunda campaña con altibajos generó inconvenientes en el seno del plantel. Kyrie Irving se mudó a Brooklyn y Terry Rozier al elenco de James Borrego. Su lugar fue ocupado por Kemba Walker, quien se podría haber juntado con Hayward en 2014. Con la camiseta de los Celtics lograron un muy buen camino, derrotando a Toronto (campeón defensor) para clasificarse a las Finales del Este.

Ahora, Gordon Hayward se tomó el tiempo para decidir su nuevo destino que le ofrecerá un salario similar al del conjunto de Massachussetts. Principalmente, con el fin de aterrizar en el equipo que había concretado su empeño por incorporarlo en 2014.

 

Compartir