Charlotte consiguió un triunfo contundente en Minnesota

Los Hornets aplastaron a los Timberwolves con un 135-102 en el Target Center. Los visitantes encajaron 17 triples y mantuvieron un 52,6% de campo.

Los Hornets habían arrancado marzo con una caída ante los Blazers y querían volver al triunfo en la previa del All-Star Game. Los de Carolina del Norte lo lograron esta noche del miércoles, cuando apabullaron a los Minnesota Timberwolves por 135-102. Así, alcanzaron una marca de 17-18 que en el peor de los escenarios les garantizará un lugar en el Play-in a la hora del descanso. Podrían subir a un sexto lugar si Raptors y Heat, que tienen la misma marca, caen en la jornada del jueves.

Minnesota parecía destinado a conseguir un triunfo cómodo en los primeros minutos. El español Ricky Rubio (20 puntos y nueve asistencias) organizó el juego para que el local pueda golpear en la pintura rival. Karl-Anthony Towns (16 puntos y 15 rebotes) fue quien más provecho sacó de la situación, mientras que Anthony Edwards (19) conectó un triple para poner el 21-10 a 7:28 del cierre del primer cuarto.

Sin embargo, en el peor momento, Charlotte sacó pecho para terminar dominando el partido. El equipo de James Borrego ajustó en defensa, mientras que en ataque fue letal. La visita conectó 17 triples a lo largo de la noche, mientras que conectó 51 de sus 97 tiros de campo para un altísimo 52,6% de efectividad.

Terry Rozier (31 puntos, tres rebotes, cuatro asistencias y tres robos) lideró el goleo exterior con seis bombazos; mientras que el podio lo completaron LaMelo Ball (19-7-5) con cuatro y Malik Monk (18) con tres. Además, la visita tuvo buenas presentaciones de Gordon Hayward (23 puntos, cinco robos, nueve asistencias y cinco rebotes); PJ Washington (16-9-3); Miles Bridges (13-10-5).

Por su parte, Minnesota terminó la jornada con una marca de 7-29, la peor del oeste y de la liga. El elenco de Chris Finch buscará aprovechar el parate para acomodarse y plantear una dirección de cara a su complicado futuro.

El resumen de Charlotte Hornets 135-102 Minnesota Timberwolves