Isolation NBA

Todo lo que querés saber de la NBA en un sólo lugar

Caris LeVert Brooklyn

Brooklyn debe conservar a todas sus piezas

Las grandes actuaciones de los Nets surgieron en parte por el enorme trabajo colectivo en estos primeros dos juegos.

Brooklyn pudo empezar a ejecutar lo que esperaba cuando adquirió a Kyrie Irving y Kevin Durant en la agencia libre 2019. Y la llegada del entrenador Steve Nash generó un cambio de aire que resultó positivo para los neoyorquinos, al menos en estos primeros dos encuentros. Todo esto se debe también a la profundidad que posee el plantel en la primera y segunda unidad.

La fórmula más exitosa de la última temporada fue consolidar a un equipo que contiene a dos figuras que sean rodeadas por complementos de buen nivel. Los Lakers conquistaron el trofeo Larry O’Brien tras disponer de una serie de jugadores que acompañen a la dupla LeBron James-Anthony Davis. A su lado estuvieron Rajon Rondo, Dwight Howard, Markieff Morris, Álex Caruso, Kyle Kuzma, Danny Green y Kentavious Caldwell-Pope.

Es por eso que el General Manager Rob Pelinka repitió este esquema en la agencia libre 2020. Y de esta manera, realizó incorporaciones que incrementaron el valor colectivo de los angelinos (Dennis Schroder, Montrezl Harrell, Wesley Matthews, Marc Gasol, entre otros).

MATERIAL DE SOBRA EN BROOKLYN

Por el momento, Brooklyn cumplió con todos los requisitos para aplicar este estilo. Junto con Durant e Irving, se mantuvo una base de jugadores que se formaron en la Gran Manzana desde el inicio de la reconstrucción en 2016. Joe Harris renovó por cuatro años para ser una garantía con su efectividad triplera en el quinteto inicial.

También, Spencer Dinwiddie pasó a ocupar el puesto de escolta titular en este arranque de fase regular, con el fin de relevar a Kyrie Irving en las situaciones que busca capitalizar con penetraciones y lanzamientos. Por otro lado, Caris LeVert y Jarrett Allen se mostraron predispuestos a afianzarse como los principales de la banca. El perimetral aporta anotación en la rotación para sostener el volumen de juego. En tanto, el pivote se destaca por su firmeza en la pintura, tanto en ataque como en defensa.

Encima, los Nets sumaron refuerzos que lo transforman en un equipo más completo. Obtuvieron en la agencia libre a Landry Shamet (precisión detrás del arco) y Jeff Green (versatilidad y potencia). A ellos se les agregan las continuidades de DeAndre Jordan y Taurean Prince.

De todo un poco posee la franquicia neoyorquina. El promedio de puntos de la segunda unidad, en lo que va de la fase regular, es de 46 por partido. Un dato muy relevante para pretender una lucha contra los candidatos al título. Los dirigidos por Steve Nash deben apostar por los recursos con los que disponen, con el objetivo de sostener un nivel de juego que moleste a los protagonistas de este torneo.