Boston se redimió y le ganó de visitante a Detroit

Los Celtics cambiaron el desenlace en el segundo duelo y vencieron a los Pistons por 122 a 120, de visitante. Jayson Tatum se encargó de meter el doble decisivo.

Boston pudo recuperarse de la caída del viernes en Detroit. El elenco de Brad Stevens escribió otro desenlace al haber mejorado su producción ofensiva en el Little Caesars Arena. De hecho, su notable fluidez en el movimiento del balón se reflejó en el total de 32 asistencias del equipo.

Los Pistons lograron otra vez su alto nivel de competitividad para complicar a los de Massachussetts. Jerami Grant (22 puntos y seis rebotes), Svi Mykhailiuk (15 (3-6) y dos) y Mason Plumlee (13 y nueve) hicieron que el dueño de casa llegar a la recta final con posibilidades de derrotar por segunda vez seguida a los Celtics.

Pero la visita mantuvo la calma y encontró las opciones en los momentos claves. Jaylen Brown encestó un bombazo desde el perímetro con el fin de empezar a revertir la historia. El escolta se mostró muy certero con las ejecuciones a lo largo del encuentro (31 tantos (5-8 detrás del arco, 13-16 en tiros de campo) y tres pases gol).

Luego, Jayson Tatum sentenció el enfrentamiento con un doble conseguido mediante la frialdad e inteligencia al buscar una opción cómoda de lanzamiento. El jugador de cuarto año coronó sus 24 unidades (4-8 en tiros externos), ocho tableros, 12 asistencias y dos bloqueos.

En tanto, Daniel Theis (15 tantos y cuatro rebotes) y Tristan Thompson (12 y once) dejaron una buena impresión al abastecer el juego interior de los visitantes. Por su parte, Marcus Smart (17, tres y nueve pses gol) realizó una excelente labor al ocupar el puesto del lesionado Kemba Walker.

El resumen de Boston 122-120 Detroit

Próximos partidos

Boston Celtics: visitante vs. Toronto Raptors (lunes 4 de diciembre a las 21:30 horas de Argentina, 1:30 de España).

Detroit Pistons: visitante vs. Milwaukee Bucks (lunes 4 de diciembre a las 22:00 horas de Argentina, 2:00 de España).

2 thoughts on “Boston se redimió y le ganó de visitante a Detroit