Orlando venció en tiempo suplementario a Memphis por 123 a 119, de local, y quedó a un partido de Miami. Terrence Ross fue la figura con 31 puntos, ocho triples y siete rebotes.

terrence-ross.jpg
Foto: Getty Images.

El Magic está aprovechando al máximo la seguidilla de cinco encuentros en el Amway Center. Es que demostró en cada ocasión que los partidos se debían jugar como final, teniendo en cuenta que el objetivo era conseguir el último puesto de Playoffs.

Enfrente tenía a unos Grizzlies interesados en seguir desarrollando a su núcleo joven, pese a que ya estaban sin chances de ingresar a la postemporada. La visita estuvo en ventaja durante gran parte del encuentro, de la mano de Tyler Dorsey (29 puntos, cinco triples y nueve asistencias), Justin Holiday (22 y cuatro) y Jonas Valanciunas (23 y 24 rebotes).

Sin embargo, el elenco dirigido por Steve Clifford se mostró preparado para luchar y revertir la historia. Terrence Ross se lució con su efectividad desde el perímetro (31 tantos y ocho conversiones), mientras que Nikola Vucevic aportó sus virtudes a la hora de encestar en la pintura (anotó 25, recuperó dos balones y bloqueó dos tiros).

Asimismo, Evan Fournier (27 unidades, ocho tableros y seis pases gol) y D.J. Augustin (20, seis y ocho) se encargaron de darle una mayor fluidez a la ofensiva. De esta manera, el conjunto de Florida concretó un parcial de 42 a 24, entre el último episodio y la prórroga.

Con este resultado, Orlando cosechó su cuarto triunfo consecutivo y llegó a un récord de 35-38. Este lunes cerrará la seguidilla en casa a las 20, frente a Philadelphia. En tanto, Memphis (29-43) recibirá esta noche a Minnesota a las 21.