Anuncios

El Magic cayó en Memphis por 105-97 y no pudo aprovechar la derrota de Miami frente a Toronto para volver a estar octavo en el este. Steve Clifford fue expulsado sobre el final del juego por una discusión con los árbitros.

Mike Conley fue la figura del partido con 26 puntos. Foto: AP.

La victoria de Toronto (48-19) en Miami (31-35) le había dejado al Magic (31-37) la chance de retornar al último puesto clasificatorio a los Playoffs si vencía a Memphis (28-40). Sin embargo, el equipo de Steve Clifford dejó pasar una chance clave ante uno de los equipos más flojos del oeste y cayó por 105-97 en un juego que acabó siendo parejo, pero en el que el local siempre mostró tener un poquito más.

La visita abrió el juego con una pésima ejecución ofensiva, tuvo a Nikola Vucevic (26 puntos, con un 10/24 en tiros de campo, y 10 rebotes) como único productor ‘constante’ y le dio al local la chance de escaparse temprano a una ventaja máxima de 12 puntos, que fue cortada de manera mínima sobre el final del primer cuarto (26-17).

A partir de la falta de respuestas en su quinteto inicial, Clifford apostó por la segunda unidad, que hizo el trabajo esperado para recortar la ventaja a través de Terrence Ross (15-5-2), Jerian Grant (9 y 5) y Khem Birch (8 y 3). La banca de Memphis no respondió bien por fuera de C.J. Miles (13), lo que le dio al elenco del estado de Florida la chance de acercarse al 49-48 con el que fueron al descanso.

Pero el quinteto titular de Orlando volvió a fallar en el inicio del tercer cuarto y le dio al local la chance de recuperarse a través de su tridente integrado por Mike Conley (26-8-5), Avery Bradley (21-3-3) y Jonas Valanciunas (12-8-3). El trío le permitió a su equipo lograr una racha de 8-0 para repuntar, como también luego tener otras para mantenerse en el juego.

A pesar de todo esto, Orlando llegó a estar al frente en el último cuarto gracias a un triple de D.J. Augustin (6) por 89-84 con 6:18 por jugar. Sin embargo, desde ese momento, la visita no volvió a anotar un tiro de campo, lo que, a la larga, le dio a Memphis su oportunidad de recuperarse y sumar el triunfo en casa. Producto de algunas malas decisiones arbitrales y de la falta de respuesta del equipo, Clifford no pudo esconder su enojo con la terna cuando quedaba un minuto en el partido y fue expulsado por dos faltas técnicas.

El Magic tendrá tiempo hasta el miércoles para recuperarse, ya que ese día se medirá con los Wizards en Washington a las 20hs. Por su parte, Memphis sumó su tercer triunfo en fila y escaló al 13° puesto del oeste. Al igual que Orlando, volverá a jugar en dicha jornada, cuandov viaje a Atlanta para enfrentar a los Hawks desde las 20:30.