Anuncios

Houston se recuperó de un adverso 18-34 en el primer cuarto gracias a La Barba, que sumó 40 puntos para guiar el triunfo local por 103-98. Chris Paul volvió a jugar en el conjunto texano.

Además, sumó 11 rebotes para un nuevo doble-doble. Foto: Getty Images.

La noche de este domingo fue muy esperada por los Rockets. Después de pasar casi un mes y medio sin Chris Paul (12-5-6), el base volvió al ruedo en la noche en que el equipo de Mike D’Antoni superó en casa al Orlando Magic por 103-98.

El juego arrancó muy complicado para el local, que no hizo pié ante un rival que lo supo incomodar gracias a su par interno formado por Nikola Vucevic (19 puntos, 17 rebotes -ocho ofensivos-, cinco asistencias, dos robos y una tapa) y Aaron Gordon (23-10-4). El par complicó a Kenneth Faried (12-10-5) y guió a la visita a un 34-18 al término de los primeros doce minutos.

Sin embargo, desde entonces, Houston empezó a levantar su nivel y Orlando no pudo evitar su caída. El equipo texano respondió a través del máximo candidato a MVP de la temporada, James Harden, que acabó con 40 puntos, 11 rebotes, seis asistencias, tres bloqueos y un robo. El escolta clavó cuatro triples y fue el guia ofensivo de un equipo que también encontró cuatro bombazos de la mano de Eric Gordon (16).

Una flotadora de Harden a falta de 2:12 para el final concretó el único cambio de liderazgo en el juego. La visita llegó a igualar a través de Terrence Ross (15), pero La Barba acertó un triple y desde entonces el dueño de casa fue certero en la línea de tiros libres para sentenciar su gran triunfo.

Houston alcanzó una marca de 29-20, válida para el quinto lugar en la conferencia del oeste. Su próximo compromiso será el martes, cuando enfrente en casa a New Orleans desde las 22hs. Por su parte, Orlando (20-30) sumó su octava derrota en los últimos ocho juegos y está décimo en el este. Volverá a jugar en la misma jornada que su rival dominical, cuando se mida con el Thunder en Oklahoma a las 21hs.