Anuncios

Golden State obtuvo una victoria ajustada sobre Miami por 120 a 118, de local, y acumuló su cuarto triunfo al hilo. Kevin Durant fue la figura con 39 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias.

Foto: Getty Images.

El elenco dirigido por Erik Spoelstra hizo sudar a los Warriors desde principio a fin. Es que convirtió 11 de sus 18 triples para irse al descanso con una ventaja de 69 a 54. Josh Richardson estableció la mejor marca de su carrera, con 37 puntos y ocho triples. Asimismo, Dion Waiters (24 y seis) y Justise Winslow (22 y cuatro) lo acompañaron con buenos desempeños.

El último bicampeón reaccionó en la segunda mitad, con su estilo de juego dinámico y vertical en ataque. Klay Thompson (29 unidades y seis triples), Stphen Curry (25 y cinco) y Draymond Green (cinco, siete rebotes y 14 asistencias) emparejaron la historia.

El conjunto texano dio pelea para intentar sostener el liderazgo en el marcador. Dwyane Wade (diez puntos, seis tableros y nueve pases gol) se destacó con intervenciones claves en la recta final.

De todos modos, Kevin Durant apareció con el fin de encestar su único triple en el encuentro e igualar la historia. El alero fue el mejor jugador de la cancha, por su talento para conseguir lanzamientos precisos cuando la defensa rival presionaba. Sus números finales fueron 39 tantos, seis rebotes y seis asistencias. Luego, DeMarcus Cousins definió el juego con dos tiros libres que obtuvo tras sacar una falta.

Con este resultado, Golden State acumuló 15 victorias en 16 partidos y se mantuvo primero con un récord de 40-15. Este miércoles recibirá a Utah a las 00.30 (después del martes). En cambio, Miami (25-28) visitará esta noche a Denver a las 23.