Anuncios

El equipo de Steve Clifford remontó una desventaja de 17 puntos en la segunda mitad y venció 104-99 al Heat para ocupar el último puesto clasificatorio a los Playoffs. Nikola Vucevic fue autor principal de la remontada con un doble-doble.

Foto: Getty Images.

El Magic arruinó la fiesta de su archirrival, el Miami Heat. En la misma noche que la franquicia homenajeó a Chris Bosh y retiró su camiseta para rendirle tributo por su gran paso desde el 2011 hasta el 2016, el equipo de Steve Clifford supo remontar una desventaja de 17 puntos para arrebatarle el octavo puesto del este gracias a un 104-99.

La primera mitad parecía estar encaminada para un festejo local. De la mano del tándem Richardson (17)-Waiters (26), el dueño de casa fue muy superior a su rival, que estaba perdido en la cancha y le faltaba intensidad. Tan sólo el rendimiento de D.J. Augustin (sumó 13 de sus 17 puntos en el tramo) fue el aspecto positivo para la visita tras irse al descanso con un desfavorable 51-42.

En ese descanso, que fue utilizado para el homenaje a Bosh, nadie esperaba en el American Airlines Center lo que iba a suceder en la segunda mitad. La visita aprovechó el lapso para reencontarse con su idea principal y salió a flote a través del trabajo de sus gigantes, Jonathan Isaac (19-6-2) y Nikola Vucevic (24 puntos, 16 rebotes y cuatro asistencias). El primero clavó tres triples para cambiarle la moral al equipo, como también generarle espacios al montenegrino para sacar rédito de su lanzamiento de media distancia. El trabajo de la pareja se combinó con una buena defensa para un parcial de 34-19 que le dio la ventaja al Magic por 78-70.

En su afán por desperdiciar una gran noche, Dwyane Wade (22 puntos, siete rebotes y siete asistencias) se asoció con Waiters para intentar ser el héroe del dueño de casa, pero no pudo ser posible. El dueño de casa llegó a achicar a tres puntos de diferencia, pero el pívot europeo siguió efectivo para evitar una sorpresa en el cierre y asegurar el quinto triunfo en fila que le permitió cerrar el martes en el octavo lugar del este.

El triunfo le permitió al Magic (37-38) ganar la serie de fase regular por 3-1, lo que le da la ventaja en el caso de un empate en el récord. El equipo de Clifford tendrá otro juego vital el jueves por la noche, cuando visite a los Detroit Pistons desde las 20hs.

En este marco, Miami (36-38) podría hasta llegar a alentar por su rival en la noche del jueves ya que si Orlando gana y si supera a Dallas (20:30), podría retomar el octavo lugar y dejar fuera a los Pistons (37-37) de los puestos clasificatorios.