Anuncios

Paul George tuvo su mejor marca personal en goleo externo y acabó con 43 puntos para ser la figura del Thunder en el triunfo por 118-102. Oklahoma sumó su séptimo festejo en fila.

Foto: Getty Images.

Una volcada de Whiteside llegó a tener al Heat por delante 6-4 en los primeros minutos, pero cuando Paul George acertó su primer triple de la noche para dar vuelta el resultado, el local corrió siempre desde atrás a un rival que tuvo a su alero en un modo imparable. Aquella primera bomba del ex Indiana fue acompañada por otras nueve para el cómodo triunfo del Thunder en el American Airlines Center por 118-102.

El rendimiento del mejor jugador de la última semana, al menos así lo reconoció la NBA, fue vital para el séptimo triunfo en fila de Oklahoma (tercero en el oeste con una marca de 33-18). George alcanzó su mejor marca personal a partir de esos diez triples en 16 intentos y fue la figura del partido con 43 puntos, siete rebotes, cinco asistencias y dos robos. Dennis Schroder lo acompañó con 28 tantos desde el banco, mientras que Russell Westbrook firmó un nuevo triple-doble (14 puntos, 12 rebotes y 14 asistencias).

Del otro lado de la cancha, Miami combinó 11 triples y tuvo su mejor producción en la pintura, gracias a Hassan Whiteside (12 puntos y 16 rebotes) y Kelly Olynyk (21 y 7). Sin embargo, el equipo de Erik Spoelstra volvió a dejar en claro su irregularidad y estuvo lejos de complicar a la visita. Así, sumó su segunda derrota consecutiva, la sexta en los últimos diez partidos, y está octavo en el oeste con una marca de 24-26.

El Heat no tendrá tiempo para lamentarse ya que este sábado por la noche volverá a actuar en casa, cuando reciba a Indiana Pacers desde las 21:30. Por su parte, Oklahoma tendrá descanso hasta el domingo, jornada en la que se medirá con los Celtics, en Boston, a las 16hs.