Anuncios

El equipo de Spoelstra venció 117-92 a los Cavaliers como visitante y sumó su 18° triunfo de la temporada, el décimo fuera del American Airlines Center. Josh Richardson fue la figura del encuentro con 23 puntos.

El escolta disputó 28 minutos en el Quickens Loans Arena. Foto: Getty Images.

La temporada 2018-2019 cuenta con 16 equipos con una marca positiva. De todos ellos, sólo uno ganó más partidos actuando como visitante (10) que de local (8) y es el Miami Heat. El equipo de Erik Spoelstra supo suplir la baja de Goran Drágic para mantenerse competitivo y este miércoles volvió a festejar en territorio ajeno, esta vez en Cleveland, por 117-92.

Luego de un primer cuarto parejo, que acabó 23-22 para el local, el Heat supo desplegar su buen juego en ambos lados de la cancha, clavó 16 triples y hasta se dio el lujo de rotar más de lo normal. Hassan Whiteside estuvo a dos puntos de un doble-doble (ocho unidades y 12 rebotes), mientras que Josh Richardson (24) fue el máximo anotador de un equipo que tuvo a otros seis jugadores con doble dígito. Tyler Johnson, el sexto hombre, le siguió con 16 tantos, cuatro rebotes y cuatro asistencias. Los restantes: Derrick Jones Jr (13 y 7), James Johnson (11), Rodney McGruder (10), Justise Winslow (10-4-7) y Kelly Olynyk (10 y 6).

Otra buena noticia para Spoelstra, en la noche que no pudo contar con Dwyane Wade, fue el retorno de Dion Waiters. El alero pudo recuperarse de su lesión y disputar 10 minutos, en los que registró siete puntos, tres asistencias y dos rebotes.

El Heat volverá a jugar el viernes por la noche, cuando reciba a los Washington Wizards desde las 22hs. Cleveland también lo hará en la misma jornada y como local, pero ante Utah Jazz, a las 21:30.