Anuncios

El escolta acertó siete triples para igualar la tercera mejor producción de la historia de las finales. Además, fue vital en la victoria del Heat en el juego 5.

Jimmy Butler fue la razón principal de la victoria del Heat por 111-108 en el quinto juego de las finales 2020. El alero lideró a su equipo en prácticamente todos los rubros con 35 puntos, 12 rebotes, 11 asistencias, cinco robos y una tapa (el único que terminó acompañado de Adebayo e Iguodala).

Butler también fue el máximo anotador de campo (11 conversiones) y de tiros libres (12) en la noche, pero también necesitó un buen acompañamiento por parte del equipo. El Heat respondió en defensa como unidad, mientras que Duncan Robinson fue quien dio un paso hacia delante para poder darle algunos respiros en ataque.

El escolta volvió a ser trascendental con el triple al cosechar siete aciertos para anotar 21 de sus 26 puntos en la noche. Así, quedó a dos aciertos del récord de Stephen Curry (9) en 2018 y finalizó tercero en cantidad de aciertos en un juego de finales ya que tampoco pudo superar a Ray Allen (8).

El perimetral habló de su gran noche en conferencia de prensa y señaló: “Estaba decepcionado de lo que había hecho en los primeros dos partidos. Mis compañeros me alentaron a mantener la mentalidad, seguirme moviendo sin el balón, tirando y así no tenés que pensar mucho. Me alegra haberla metido para ayudar al equipo a ganar”.

Sobre su récord personal señaló: “Me alegra poder estar cerca de dos jugadores tan importantes en la historia de la NBA. Asumo que tendré que seguir trabajando para alcanzarlos”.