El interno del Heat podría volver al ruedo este martes por la noche para el cuarto juego ante Los Ángeles Lakers. Además, Goran Dragic continúa en una posición desfavorable y quedaría marginado de la acción.

El triunfo del domingo por la noche encendió una chispa de ilusión en el Miami Heat. El equipo de Spoelstra hizo un trabajo casi perfecto, tanto en ataque como en defensa, para vencer a Los Ángeles Lakers por 115-104. Así, lejos de lo sucedido en los primeros dos asaltos, sumó su primer triunfo en las finales y achicó a un 2-1.

El Heat es consciente que necesitará otras tres noches casi perfectas para arrebatarle el anillo a la franquicia angelina. Sin embargo, la victoria dominical se vio complementada por una buena noticia que se dio en la tarde de este lunes.

Bam Adebayo, quien se retiró lesionado en el primer juego y no disputó los dos siguientes, tiene serias chances de estar presente en el juego de este martes (22hs de Argentina – ESPN). El interno lidió con una gran tensión en el cuello, por lo que tendrá serias chances de volver al ruedo para ejercer la dura labor de defender a Anthony Davis.

Tras el entrenamiento de este lunes señaló sobre su dolencia: “Es una hinchazón. No me pierdo partidos, ese no soy yo. Quiero jugar. Estar en las finales y el staff médico diciéndome que no puedo jugar, apesta”.

Por su parte, Goran Dragic, otra de las bajas del Heat, sufrió una ruptura de la fascia plantar izquierda. El esloveno continúa con muy pocas chances de reaparecer tras su lesión en el juego 1 y señaló: “Estoy pasando por mucho dolor, así que esa es mi preocupación. No quiero ser una carga para mí equipo. Quiero ser el mejor que pueda”.

La presencia de Adebayo podría modificar la manera de defender a Anthony Davis, al cual marcaron por delante y atraparon en el juego 3. El regreso del ex Universidad de Kentucky le daría la chance a Spoelstra de emparejar al ex Pelicans con un interno y poder jugar una defensa más agresiva en el perímetro.