Anuncios

Charlotte dominó de principio a fin a su rival y se impuso por 135-115. El equipo de James Borrego tuvo a siete jugadores con doble dígito en anotación.

Kemba Walker acabó con 21 puntos y ocho rebotes. Foto: Getty Images.

La tarde-noche del sábado tuvo un partido disparejo en Charlotte. El dueño de casa aprovechó las falencias defensivas de Phoenix para dominarlo de principio a fin, imponerse por 135-115 y, de paso, tener una rotación más larga de lo normal para darle descanso a sus jugadores más importantes.

El local logró un parcial de 39-26 en el primer cuarto y, a pesar de alguna reacción de la visita, siempre estuvo por delante en el marcador. A través de un buen movimiento de pelota, llegó a gozar de una distancia máxima de 25 puntos, sin permitirle a su rival pasar al frente en ningún tramo del juego.

Kemba Walker (21 puntos y ocho rebotes) fue el máximo anotador de un equipo que tuvo a otros siete jugadores con doble dígito en anotación: Jeremy Lamb (18), Nicolas Batum (15-3-6), Marvin Williams (14), Tony Parker (14), Bismack Biyombo (11 tantos y 10 rebotes), Michael Kidd-Gilchrist (10) y Miles Bridges (10).

A pesar de la derrota, Phoenix volvió a contar con grandes rendimientos de Devin Booker (32 unidades y 11 asistencias) y Kelly Oubre Jr (24). Además, también tuvieron buenas performances T.J. Warren (16) y DeAndre Ayton (10).

Ambos equipos no tendrán descanso ya que volverán a jugar este domingo como visitantes. Los Hornets enfrentarán a los Pacers en Indiana desde las 20hs, mientras que los Suns se medirán con los Timberwolves en Minnesota a las 21hs.