Anuncios

El equipo de Spoelstra venció a los Hornets por 91-84 y le arrebató momentáneamente el último puesto clasificatorio a los Playoffs. Kelly Olynyk fue la figura con 22 puntos (cinco triples) y 11 rebotes.

Foto: Getty Images.

A falta de un mes para el cierre de la fase regular, Miami logró un triunfazo este miércoles por la noche en Charlotte. El Heat tuvo muchos problemas para anotar, pero se impuso por 91-84 para cerrar la jornada con el octavo lugar del este, el cual ostentaba el dueño de casa.

El equipo de Spoelstra logró la victoria a partir de dos puntos fundamentales. Principalmente, porque supo suplir su ausencia de anotación gracias a un férreo trabajo defensivo, que limitó al local a un 37,5% de campo. El conjunto de Borrego no encontró un buen nivel ofensivo por fuera del tridente Kemba Walker (20 puntos y 7 asistencias), Cody Zeller (10 tantos y 10 rebotes) y Frank Kaminsky (20 unidades -15 en el último cuarto).

En este contexto de tanta ineficacia, los pívots supieron sacar a flote al equipo de Florida. Kelly Olynyk clavó cinco triples en siete intentos para ser la figura del encuentro con un doble-doble con 22 puntos y 11 rebotes, mientras que Hassan Whiteside hizo el trabajo sucio y también cerró su producción con doble figura (14 tantos, 15 rebotes, nueve ofensivos, y cuatro tapas). Además, Dwyane Wade (8-4-6) los acompañó con seis de sus ocho unidades en el juego durante el último cuarto para poder ser el guía de la ofensiva en el tramo definitorio.

A falta de un partido entre sí (domingo 17 de marzo a las 14hs, en Charlotte), Miami achicó el margen e intentará ganar el restante para evitar que su rival tenga ventaja en un hipotético caso de igualdad de triunfos al finalizar la temporada. Mientras tanto, sumó su tercera victoria al hilo e intentará estirar la racha el próximo viernes, cuando reciba a Cleveland Cavaliers desde las 22hs. Por su parte, Charlotte buscará recuperarse en la misma jornada, cuando vuelva en jugar en casa, ante los Washington Wizards, a las 21hs.