Anuncios

Los Hornets vencieron 104-91 a los Pistons para acercarse todavía más en la lucha por el octavo lugar del oeste. Los dirigidos por James Borrego necesitan ganar los dos juegos y esperar que los actuales pierdan al menos uno de ellos.

Foto: USA Today.

Al igual que Brooklyn y Orlando, Detroit tuvo su chance de sentenciar su pasaje a los Playoffs en la jornada del domingo. A diferencia de los dos primeros, al equipo de Dwane Casey le faltó intensidad ante un Charlotte que dejó todo en la cancha para sumar su tercer triunfo en fila (104-91) y mantenerse vivo en la lucha por el acceso a la postemporada.

El dueño de casa estuvo lejos de tener la eficacia necesaria de sus estrellas, siendo Andre Drummond el más destacado (15 puntos y 23 rebotes), mientras que Ish Smith (20-4-4) intentó cumplir el rol de los restantes, pero sin suerte. El local le cedió a su rival la chance de escaparse a 24 puntos en la primera mitad y luego no pudo remontar a pesar de una gran mejora en su nivel colectivo.

Charlotte volvió a ganar principalmente gracias a Kemba Walker (31 puntos, ocho rebotes y siete asistencias). El base fue certero a la hora de manejar los hilos de una ofensiva que también encontró puntos altos en Jeremy Lamb (17), Dwayne Bacon (14) y Frank Kaminsky (24-5-2). De esta manera, el conjunto de Borrego logró llegar a su tercer triunfo consecutivo y ahora necesita ganar los dos juegos restantes y que Detroit pierda uno de los restantes para sellar su improbable clasificación.

Los Pistons buscarán tener una cara totalmente diferente en la jornada del martes, cuando viajen a Memphis para medirse con los Grizzlies desde las 21:30.