Anuncios

El francés Nicolas Batum ejecutó la cláusula de su contrato y seguirá en los Charlotte Hornets.

La agencia libre del 2016 afectó en gran medida la carrera de Nicolas Batum. El alero había llegado a Charlotte después de ocho buenos años en Portland, por lo que se mostraba como un gran jugador con 27 años. Sin embargo, aquella renovación de 120 millones de dólares por cinco temporadas generó una dicotomía en su vida: salvó su vida económica; pero hundió su carrera deportiva.

Una vez que cada dirigente aprendió como usar el gran incremento económico en el tope salarial, entendió que el vínculo era sencillamente malo. Batum tuvo un pico de rendimiento en la 2016-17 al promediar 15,1 puntos, 6,2 rebotes, 5,9 asistencias y 1,1 robos en 34 minutos por partido. Un aporte que lo hizo el segundo mejor jugador del equipo detrás de Kemba Walker, pero que no fue bien rodeado para meterse en los Playoffs (36-46).

El europeo empezó una caída abrupta desde aquel punto. Lo peor se vio en la 2019-20, después de su buen paso por el Mundial de China junto al seleccionado francés. Batum apenas promedió 3,6 puntos, 4,5 rebotes, 3,0 asistencias y 0,8 robos en 23 minutos. Buenos números para un suplente; pésimos para un jugador que cobró 25.5 millones de dólares.

Consciente del poco mercado a su alrededor, el francés tomó una decisión lógica este domingo. Batum ejerció la cláusula de su contrato para cobrar 27.1 millones de dólares. Cobrará más que estrellas como Bradley Beal, Draymond Green y Víctor Oladipo, y será suplente del sophomore PJ Washington.