Anuncios

Los Bucks sumaron a los escoltas de Pelicans y Kings a través de traspasos. Tuvieron que deshacerse de cinco jugadores, como también de cinco elecciones del Draft.

El futuro de Giannis Antetokounmpo en Milwaukee es lo único que le importa a la gerencia de los Bucks. La franquicia sabe bien que el griego es un jugador con características raras, que pasan sólo una vez en muchísimo tiempo. Por eso, este lunes por la noche dio todo lo intercambiable que tenía a su alrededor para retenerlo.

La franquicia puso todo sobre la mesa para sumar a Jrue Holiday desde New Orleans Pelicans. El traspaso, según reportó ESPN, incluyó a Eric Bledsoe, George Hill, tres elecciones de primera ronda del Draft y dos posibilidades de cambio. Estas últimas dos herramientas servirán como complementos a las elecciones que previamente habían entregado Los Ángeles Lakers cuando se habían hecho con Anthony Davis.

A partir del arribo de un base con gran nivel defensivo, Milwaukee se la jugó y sumó a un francotirador en Bogdan Bogdanovic. El ex Sacramento llegó a la franquicia junto a Justin James a cambio de Ersan Ilyasova, Donte DiVincenzo y DJ Wilson.

De esta manera, Milwaukee terminó de sellar un quinteto inicial más que prometedor en Jrue Holiday, Bogdan Bogdanovic, Khris Middleton, Giannis Antetokounmpo y Brook López.

El próximo paso para la franquicia de Wisconsin será forjar una banca capaz de competir. El equipo buscará renovar por salarios mínimos a los recientes agentes libres, Wesley Matthews y Robin López. También podrá hacerlo con Pat Connaughton y Kyle Korver, por lo que la franquicia todavía debe salir al mercado a hacerse con un base.

El traspaso de Holiday para los Pelicans

Foto: USA Today.

El traspaso no favorece a New Orleans en su afán de volver a los Playoffs, pero genera una gran expectativa de cara al futuro. La franquicia obtuvo varias elecciones a partir de las salidas de Davis como Holiday, mientras que ya tiene un pilar de jóvenes interesantes en Lonzo Ball y Zion Williamson.

El próximo paso para la franquicia será retener a Brandon Ingram, quien quedó libre tras ser el MIP de la temporada pasada. El alero es un buen complemento para el juego ofensivo del par, mientras que el plantel todavía tiene piezas para desarrollar en Jaxson Hayes, Nicolo Melli y hasta Josh Hart.

A largo plazo, New Orleans aspira a tener una situación similar a la del Thunder en la que cuente con dos elecciones de primera ronda en los Draft de los próximos siete años. Así, tendrá chances reales de obtener más jóvenes que propulsen su proyecto hacia la lucha por un campeonato.

Sacramento no se quedó con las manos vacías

La partida de Bogdan Bogdanovic parecía inevitable luego de la turbulenta temporada que tuvo Sacramento. El serbio quedó como agente libre y decidió dejar atrás este ciclo a través de un sign-and-trade.

La organización de California obtuvo una gran pieza en Donte DiVincenzo, que servirá como complemento defensivo a De’Aaron Fox. DiVincenzo podría permitir la continuidad de Buddy Hield, ya que el bahameño volvería al quinteto inicial. El mismo sería completado por Harrison Barnes, Marvin Bagley III y Harry Giles.

En tanto, la segunda unidad ya tendrá a tres jugadores capaces de anotar desde lejos en Donte DiVincenzo, Nemanja Bjelica y Ersan Ilyasova. La organización posiblemente analice la llegada de un base que tome el puesto de Cory Joseph. El puesto de pivote quedará en manos de Richaun Holmes.