Anuncios

Los Bucks vencieron 112-92 a los Pacers, el tercero del este, y dejaron atrás una racha de dos caídas consecutivas. De esta manera, los dirigidos por Mike Budenholzer se afirmaron todavía un poco más en la cima de la conferencia.

Giannis acabó el juego con un doble-doble. Foto: Getty Images.

La derrota del lunes en Phoenix había dejado a Milwaukee con la necesidad de recuperarse en su regreso al Fiserv Forum. El equipo de Mike Budenholzer cumplió con el objetivo al dominar a Indiana, sobre todo en la segunda mitad, para imponerse por 117-98 y afirmarse todavía más en la cima del este.

Luego de un ligero intercambio de golpes en el primer cuarto, el local tomó la ventaja y desde entonces siempre se mantuvo al frente, a pesar de un trámite parejo durante los veinticuatro minutos iniciales. Sin embargo, la visita falló a la hora de frenar a Giannis Antetokounmpo (29 puntos, 12 rebotes y cinco asistencias) como también de complementar al par Myles Turner (22 y 17) y Bojan Bogdanovic (17) en ataque, dándole al rival la chance de escaparse a un margen de 23 unidades en la segunda mitad, algo que fue irremontable.

Las penetraciones del griego y de Eric Bledsoe (12) le abrieron la cancha a unos dueños de casa que también anduvieron con las manos calientes para aprovechar a sus tiradores. Khris Middleton (27 tantos -cuatro triples-) y Brook López (13 -3-) fueron los más destacados en el rubro, mientras que Ersan Ilyasova (9) clavó dos en sus trece minutos de acción.

La victoria mantuvo a Milwaukee en la cima del este con una marca de 49-16, lo que estiró el margen sobre Toronto, su principal perseguidor, a tres juegos (46-19). Por el otro lado, Indiana (42-24) registró una dura derrota ya que quedó a merced de Philadelphia (41-24), que podría arrebatarle el tercer lugar de la conferencia si supera este viernes a Houston (22hs por ESPN).

Los Bucks volverán a jugar el próximo sábado, cuando reciban a los Charlotte Hornets a las 23hs. Por su parte, los Pacers no lo harán hasta el domingo, jornada en la que enfrentarán, justamente, a los Sixers en Philadelphia a las 17:30.