Anuncios

Oklahoma derrotó a Indiana por 107 a 99, de local, y se mantuvo séptimo en el Oeste. Paul George (31 puntos y cuatro triples), Steven Adams (25) y Russell Westbrook (17) combinaron 73 puntos.

Foto: Getty Images.

El Thunder inició la seguidilla de cinco encuentros seguidos en casa, con el objetivo de recuperar su posición en el Oeste y conseguir la ventaja de la localía. Su inconsistencia en los diez partidos anteriores (seis) lo había dejado en el octavo lugar de la Conferencia.

El elenco dirigido por Billy Donovan se repuso a un flojo primer tiempo, en el que los Pacers impusieron su solidez defensiva. Bojan Bogdanovic (28 unidades y seis triples), Domantas Sabonis (18 y 10 tableros) y Myles Turner (12, 14 y dos bloqueos) lideraron la visita.

Sin embargo, el dueño de casa salió a jugar la segunda parte con su característica mentalidad agresiva, ya que le cerró los espacios al rival y obtuvo una mayor eficacia en ataque. Esto le permitió concretar un abultado parcial de 29 a 6 en los primeros 8m14s del tercer cuarto.

Russell Westbrook lideró la ofensiva con su manejo del balón y capacidad atlética, rompiendo las estructuras con su fiereza a la hora de entrar en bandeja. El base sumó 17 tantos, 11 rebotes, dos recuperos y 12 asistencias.

Paul George (31 puntos y cuatro triples) y Jerami Grant (19, cinco y tres tapas) acompañaron con su efectividad desde el perímetro, además de su sacrificio en el propio terreno. Asimismo, Steven Adams (25, 12 tableros y dos robos) desplegó sus virtudes en la pintura y estuvo eficiente con los pases de Westbrook.

Con este resultado, Oklahoma conservó el séptimo puesto de la región con un récord de 44-21. Este viernes disputará el segundo juego en el Chesapeake Energy Arena a las 21, frente a Denver. Una hora más temprano, Indiana (45-30) visitará a Boston.