Anuncios

Al igual que en casa, Indiana derrotó de manera contundente a Detroit por 108 a 89, de visitante. Thaddeus Young se destacó con 21 puntos, ocho rebotes, dos robos y cuatro asistencias.

Los Pacers superaron las primeras dos finales de la semana con claridad, pese a las bajas de Darren Collison y Wesley Matthews. El elenco dirigido por Nate McMillan fue más que unos Pistons cada vez más preocupados por la lucha por los últimos puestos de clasificación a Playoffs.

La visita volvió a hacerle sentir la ausencia de Blake Griffin al rival (molestias en la rodilla izquierda). Con su juego equipado en la pintura (terminó con 62 puntos en dicha zona), el conjunto de Indianápolis hizo la diferencia entre el segundo y tercer cuarto, gracias a una ráfaga de 60 a 47.

Thaddeus Young fue determinante en ambos costados de la cancha, gracias a su firmeza en la llave. En esta ocasión, el ala pivote se lució con 21 unidades, ocho tableros, dos recuperos y cinco pases gol. Myles Turner lo acompañó a la hora de enfrentar a la dupla compuesta por Drummond y Maker, anotando 17 y bajando cinco.

Asimismo, Bojan Bogdanovic volvió a ser letal con sus ágiles penetraciones hacia el aro, ya que sumó 17 tantos. En tanto, Domantas Sabonis (15 y 13 rebotes) hizo nuevamente un excelente trabajo desde la banca, ingresando con el fin de sostener el nivel que lograban Young y Turner.

De esta manera, Indiana se mantuvo quinto en el Este, con un récord de 47-32. Este viernes a las 21 recibirá a Boston, con el objetivo de recuperar el cuarto lugar. A la misma hora, Detroit (39-39) visitará a Oklahoma.