Anuncios

Los Spurs vencieron a los Pistons por 119-107 y estiraron su racha ganadora. Los dirigidos por Gregg Popovich se mantienen firmes en puestos clasificatorios a Playoffs.

Aldridge fue uno de los grandes productores de San Antonio con 25 puntos y 6 rebotes. Foto: Getty Images.

Después de una agencia libre complicada, en la que perdió a sus soldados históricos como también a Kawhi Leonard, San Antonio sorprendió en el inicio de temporada. Si bien el arribo de DeRozan invitaba a mantener al conjunto texano entre los mejores ocho del oeste, nadie esperaba que Gregg Popovich pueda poner nuevamente a su equipo en una seria discusión en la conferencia más fuerte de la liga.

A partir de una ofensiva descentralizada, que busca la rotación de pelota para encontrar al jugador con mejores espacios, el conjunto texano alcanzó su 24° triunfo de la temporada (24-17) y el quinto de forma consecutiva cuando superó a Detroit, como visitante, por 119-107.

El dueño de casa abrió mejor el partido y llegó a gozar de una distancia máxima de 12 puntos a partir del trabajo de sus internos, Blake Griffin (34 puntos y ocho rebotes) y Andre Drummond (19 tantos y 14 rebotes), pero volvió a mostrarse falto de constancia ofensiva por fuera de los mismos. De esta manera, le permitió a su rival remontar y, desde entonces, mandar en el juego.

DeMar DeRozan volvió a ser la figura con 26 puntos, nueve asistencias, siete rebotes, dos robos y dos tapas, mientras que LaMarcus Aldridge lo complementó con 25 tantos y seis rebotes. También se destacaron Derrick White (17), Bryn Forbes (15) y Patty Mills (13).

San Antonio intentará mantener viva su racha este miércoles por la noche, cuando visite a los Grizzlies en Memphis desde las 22hs. Por su parte, Detroit también jugará en dicha jornada ya que viajará a Los Ángeles para medirse con los Lakers. Este juego iniciará a las 00:30 del jueves y será televisado por ESPN.