Anuncios

El equipo de Steve Kerr venció 121-114 a Detroit en casa y aprovechó la caída de Denver para reposicionarse como el primero del oeste. El par Curry-Thompson combinó 50 puntos para la victoria del equipo de Oakland.

Steph estuvo a un rebote del doble-doble en su regreso a las pistas. Foto: Getty Images.

El último campeón quiere a toda costa el primer lugar del oeste y esto volvió a quedar demostrado en la noche del domingo, cuando venció en su casa a Detroit por 121-114. El equipo de Steve Kerr, sin DeMarcus Cousins y Andre Iguodala, supo dominar a su rival de la mano de los ‘Splash Brothers’ para aprovechar la caída de Denver y retomar la cima de la conferencia, la cual había perdido el sábado tras la derrota ante Dallas.

Kevin Durant (14 puntos, 11 asistencias y cinco rebotes) y Draymond Green (14-8-5) asumieron los roles de personaje secundarios para que el dúo perimetral tenga su jornada destacada. Stephen Curry marcó el camino hacia la victoria con 26 tantos (5-10 en triples), nueve rebotes, tres asistencias y un robo, mientras que Klay Thompson lo acompañó con 24 unidades (4-6 desde lejos). A partir del cuarteto, el dueño de casa llegó a gozar de una ventaja máxima de 21 puntos en el tercer cuarto.

A pesar de esto, Detroit le metió dramatismo al juego en el último cuarto. Andre Drummond (12 puntos y 11 rebotes) estuvo lejos de poder ejercer el dominio que tradicionalmente logra en la pintura, obligando al equipo de Dwane Casey a buscar respuestas en su principal secuaz, Blake Griffin (24 tantos, ocho asistencias y seis rebotes), como en el banco. Luke Kennard (20) cumplió con un 3-4 desde lejos, mientras que Thon Maker (12) anotó un doble que llegó a achicar la diferencia a nueve puntos con 4:59 por jugar.

Sin embargo, dos triples consecutivos, uno de Curry y el otro de Thompson, hizo que el local reaccione para evitar un final cerrado. Durant anotó un tiro libre a falta de seis segundos para el final para poner el 121-114 definitivo.

De esta manera, Golden State llegó a las 50 victorias consecutivas en la temporada, algo que logra desde hace seis campañas. Luego de dos partidos seguidos, el equipo de Kerr volverá a jugar el próximo miércoles, cuando visite a Memphis Grizzlies desde las 21hs. La semana seguirá con un choque en Minnesota ante los Timberwolves (viernes a las 21hs) y cerrará con un juego de local frente a los Charlotte Hornets (domingo a las 21:30).

Por su parte, Detroit (37-36) cayó al séptimo lugar del oeste ya que fue superado por Brooklyn (38-36) y quedó muy cerca de ser alcanzado por Miami (36-37). El equipo de Casey tendrá una semana vital en la que visitará a los Denver Nuggets (martes a las 22hs) y recibirá tanto al Orlando Magic (jueves a las 20hs) como a Portland Trail Blazers (sábado desde las 20hs).