Anuncios

El par perimetral combinó 51 puntos y 13 asistencias para eclipsar el poderío interno de Detroit y permitir el triunfo de los Mavericks en Dallas por 106-101.

Doncic tuvo su mejor noche en la NBA: 32 puntos, ocho rebotes, ocho asistencias y dos robos para ser la gran figura del triunfo. Foto: Getty Images.

La reparación del vínculo entre Dennis Smith Jr y Rick Carlisle le devolvió la vida a los Mavericks. Desde el regreso del base, el conjunto texano ganó dos de sus tres juegos disputados y este viernes por la noche alcanzó una marca de 22-26, válida para el decimosegundo lugar en el oeste. La nueva alegría, la segunda al hilo, fue en casa y con una victoria sobre Detroit Pistons por 106-101.

DeAndre Jordan (13 puntos y 11 rebotes) tuvo una noche complicada al tener que enfrentar a Blake Griffin (35 tantos, siete rebotes, cuatro asistencias y un robo) y Andre Drummond (25 y 15) en la pintura, pero fue ayudado por el par perimetral para completar un gran triunfo. El armador acabó con 19 unidades, mientras que el esloveno Luka Doncic tuvo su mejor noche en la liga: 32 puntos, ocho rebotes, ocho asistencias y dos robos.

El local llegó a gozar de una distancia máxima de 13 puntos en la primera mitad, pero la visita arremetió a través de sus gigantes y de Reggie Jackson (12 tantos y nueve asistencias) para que el encuentro tenga un atractivo último cuarto. El tramo se dio deslucido, pero parejo hasta los instantes definitorios, momento en el que Doncic tomó todavía más protagonismo.

Primero, encontró a Harrison Barnes para que este fuerce una falta y le de la ventaja al equipo por 97-95. En la siguiente defensa, interceptó un mal pase de Griffin y asistió a Kleber, quien clavó un triple para estirar el margen a cinco. Una asistencia a Jordan para la volcada, un fadeaway a 1:20 del final y su certeza a la hora de los tiros libres terminó de sellar la 22° alegría del equipo de Carlisle en la temporada.

Los Mavericks tendrán un juego clave en la noche de este domingo ya que recibirán a los Toronto Raptors desde las 21hs. Por su parte, los Pistons no volverán a jugar hasta el martes, jornada en la que se medirán con los Milwaukee Bucks, en Detroit, a las 21hs.