Anuncios

La franquicia se hizo con los servicios de Thon Maker y Svi Mykhailiuk a partir de dos traspasos durante el miércoles.

Esta fue la imagen que publicó Detroit para confirmar oficialmente la llegada del ex Lakers.

La temporada de los Pistons no puede ser catalogada como ‘desastrosa’, aunque sí puede ser considerada que está ‘por debajo de las expectativas’. Si bien el equipo de Dwane Casey está noveno en el este con una marca de 24-29 y ganó los últimos dos juegos para quedar a un triunfo y medio de Miami (25-27), las presencias de Andre Drummond, Blake Griffin y Reggie Jackson, junto a la merma de nivel de la conferencia, invitaba a imaginar a la franquicia en un sólido puesto de postemporada.

Por esto, la organización de la ciudad industrial se movió en silencio, pero efectivamente durante la jornada del miércoles. A lo largo de la madrugada, llegó a un acuerdo para enviar a Reggie Bullock a Los Ángeles Lakers y contratar a Sviatoslav Mykhailiuk, escolta novato de poco rodaje en el conjunto californiano. Junto a este, llegó una elección de segunda ronda del 2021.

Bullock está en el último año de su contrato, válido por 2.5 millones de dólares. Destacado por su defensa y certeza a la hora del lanzamiento externo, el escolta promedió 12,1 puntos, 2,8 rebotes y 2,5 asistencias en los 30 minutos disputados por partido, en los 44 que jugó (todos ellos como titular). A cambio, recibió un joven ucraniano que fue certero siempre que pudo lanzar en Los Ángeles, pero que apenas promedió 10 minutos por encuentro.

Un puñado de horas más tarde, más precisamente por el mediodía, se dio el segundo movimiento. La franquicia llegó a un acuerdo para enviar a Stanley Johnson a Milwaukee a cambio de Thon Maker, pívot que había perdido rodaje en el equipo de Mike Budenholzer. Al igual que Bullock, Johnson estaba en el último año de su contrato, de 3.9 millones de dólares.

El intercambio parece el correcto para todas las partes. Johnson había llegado a la franquicia con un futuro prometedor, pero nunca pudo terminar de amoldarse al equipo. Del otro lado, Maker arriba como un pívot que promedia un doble-doble por partido, que es capaz de bloquear constantemente (3,5 por encuentro) y que además tiene capacidad para anotar desde lejos. Si el africano encuentra su norte en Detroit, habrá sido una muy buena adquisición considerando la rotación con sus dos máximas figuras.