Anuncios

Los Pistons no perdonaron a unos Lakers sin LeBron James y sumaron un triunfo clave en casa por 111-97.

Langston Galloway aprovecha una cortina de Andre Drummond para penetrar. El escolta fue el máximo anotador del partido con 23 puntos. Foto: Getty Images.

La noche del viernes iba a tener a LeBron James jugando en Detroit. Sin embargo, a falta de unas horas para el partido, la cuenta oficial de los Lakers informó que el alero se iba a ausentar en el juego ante los Pistons por un manejo de cargas, es decir, descansar para evitar potenciales lesiones.

Sin El Rey, como tampoco Ball, Ingram y Chandler, el conjunto angelino salió a enfrentar a un equipo desesperado por ganar para acercarse a la postemporada. A pesar que al dueño de casa le costó bastante, logró su cometido al imponerse por 111-97 ante su gente para llegar a la marca de 35-33.

Si bien el equipo de la ciudad industrial se destaca por su poderío interno, en la noche de este viernes llegó al triunfo gracias a la efectividad externa de sus perimetrales. Tanto Reggie Jackson (20-5-5), como Wayne Ellington (12-4-2) y Langston Galloway (23-3-2) acertaron cuatro triples para combinar 12 de los 17 aciertos desde lejos en el festejo de los Pistons. Los restantes llegaron a través de Blake Griffin (15 puntos y nueve asistencias), por duplicado, Luke Kennard (5) y Thon Maker (4). Además, Andre Drummond complementó esto con 19 unidades y 23 rebotes (11 ofensivos).

Del otro lado de la cancha, el equipo de Luke Walton lógicamente padeció las bajas, pero encontró puntos altos en los jóvenes, Kyle Kuzma (12 puntos, 10 asistencias y seis rebotes) y Alex Caruso (16-4-2). Además, Rajon Rondo también se destacó con 15 tantos, ocho rebotes y siete asistencias.

Tanto Lakers como Pistons volverán a jugar en la tarde del domingo. Los angelinos viajarán a Nueva York para medirse con los Knicks a las 13hs, mientras que los dirigidos por Dwane Casey se quedarán en casa y recibirán a los Toronto Raptors desde las 17hs.