Anuncios

Detroit aplastó a Chicago por 131 a 108, de local, y sumó su quinto triunfo consecutivo. Blake Griffin (28), Langston Galloway y Reggie Jackson (21 cada uno) combinaron 70 puntos.

Foto: Getty Images.

A los Pistons se le vienen dos partidos fundamentales (Brooklyn y Miami), en lo que será la lucha por clasificar a Playoffs. Sin embargo, el elenco dirigido por Dwane Casey llegará muy bien posicionado para las próximas finales de fase regular.

En tres días obtuvo los dos clásicos frente a los Bulls. En esta ocasión, el conjunto de Michigan impuso su ritmo de juego a partir del segundo cuarto, con el fin de desconcertar a un joven equipo que no contó con la presencia de Zach LaVine (rótula derecha). El abrumador parcial de 55 a 28, entre el final de dicho segmento y los 12 minutos del tercero, encaminó el resultado a favor del dueño de casa.

Blake Griffin fue el referente del local, con su versatilidad ofensiva y precisión en los lanzamientos. En aquella racha letal, el ala pivote convirtió 20 de sus 28 tantos y los tres triples. Además, redondeó su fantástica actuación con seis rebotes y cinco asistencias.

Andre Drummond lo acompañó con sus habilidades en la pintura, tanto en ataque como en defensa. El pivote se destacó con 16 unidades y 15 tableros. Desde el perímetro, Reggie Jackson (cinco aciertos detrás del arco y seis pases gol) y Langston Galloway (seis) aportaron su efectividad con los lanzamientos, encestando 21 cada uno. En tanto, Wayne Ellington (13 y tres) sigue acomodándose al sistema implementado por el DT Casey, luego de su salida de Miami.

De esta manera, Detroit extendió su racha a cinco victorias seguidas y se mantuvo sexto en el Este (34-31). Mañana visitará a los Nets, a las 21.30. En cambio, Chicago (19-49) recibirá este martes a los Lakers (22 horas).