Los canadienses vencieron en casa a los Blazers por 119-117 gracias a un doble del ex San Antonio a falta de un segundo para el final. El alero clavó 38 puntos para ser vital en la victoria.

El alero fue la figura del encuentro con 38 puntos, cinco asistencias y tres rebotes. Foto: USA Today.

A la hora de hablar de candidatos a MVP de la fase regular 2018-2019, Kawhi Leonard no está en el Top 3 que tiene a James Harden, Giannis Antetokounmpo y Paul George, en el orden que sea. Sin embargo, el alero es la principal razón por la que Toronto tiene grandes aspiraciones de hacer cosas importantes en la postemporada y este viernes por la noche volvió a quedar demostrado.

El conjunto canadiense había llegado a ganar por 16 puntos en la primera mitad, pero una gran actuación del par formado por Damian Lillard (24-8-6) y C.J. McCollum (35-4-5) le dio la chance a Portland de llegar a conseguir un gran triunfo fuera de casa. El base forzó una falta de Lowry cuando estaba lanzando de tres a falta de 13 segundos para el final e igualó el partido en 117.

Sin embargo, allí Kawhi (38 puntos, cinco asistencias, tres rebotes y dos robos), de gran actuación en toda la noche, volvió a demostrar su sangre fría a la hora de enfrentar momentos definitorios. El alero recibió una cortina de Lowry (19-7-10) que lo emparejó con Lillard y lanzó desde media distancia. La pelota bailó en el aro antes de ingresar para el 119-117 con 1,5 en el reloj. Sin tiempos muertos, el base tuvo que apelar a un milagro que estuvo lejos de concretarse.

De esta manera, Toronto sumó su segundo festejo en fila, el cual lo mantuvo en el segundo lugar del este con una marca de 46-17. El equipo volverá a jugar el domingo, cuando visite a Detroit Pistons desde las 20hs.

Por su parte, Portland (38-24) dejó pasar la chance de quedarse con el tercer lugar del oeste y sacárselo al Thunder (38-23). El conjunto de Terry Stotts intentará recuperarse el domingo, jornada en la que visitará a los Charlotte Hornets a las 15hs.