Anuncios

El escolta anotó un inesperado triple desde la mitad de cancha en la última jugada para que Charlotte supere como visitante a Toronto por 115-114. El equipo de Borrego venía de vencer a Boston en la jornada del sábado.

Foto: AP.

Cuando todo parecía indicar que el este empezaba a tener definidos a sus ocho clasificados para los Playoffs, Charlotte resurgió y encontró el camino para volver a la lucha por decir presente en la postemporada. El equipo de James Borrego aprendió a complementar bien a Kemba Walker, lo que derivó en un fin de semana impensado: triunfos sobre Boston y Toronto, ambos de visitante, en días consecutivos.

En cuanto a lo ocurrido en la noche de este domingo, el equipo dio el golpe en la casa del conjunto canadiense para un 115-114 que levantó la mirada de varios. Si bien la fortuna también le sonrió, de la mano de Jeremy Lamb (13), en el momento definitorio, la visita supo sobreponerse a una desventaja de 12 puntos frente a un equipo que sostuvo un 58% de campo a lo largo de todo el juego.

Walker (15 puntos, 13 asistencias, ocho rebotes y cuatro robos) volvió a ser el actor principal del festejo visitante, pero el entrenador supo rodearlo bien con sus jóvenes. Dwayne Bacon volvió a aparecer de titular y fue el máximo anotador del equipo acabó con 20 tantos. Por su parte, Willy Hernangómez apareció desde el banco para un doble-doble (13 unidades y 10 rebotes -cuatro ofensivos-).

A pesar de la derrota, Toronto tuvo destacadas producciones en Kawhi Leonard (28 puntos y nueve rebotes) y Pascal Siakam (23 tantos, siete rebotes y cinco asistencias). El revés mantuvo al equipo nórdico (51-23) en el segundo lugar de la conferencia, lejos de Milwaukee (55-19), como también de Philadelphia (47-26). El equipo canadiense intentará reaccionar el martes, cuando enfrente a Chicago Bulls desde las 20:30.

Por su parte, Charlotte intentará seguir con su racha positiva en la jornada de este martes, cuando reciba a los San Antonio Spurs a las 20hs. Un triunfo podría acercarlo (34-39) a Orlando (35-38), Miami (36-37) y Detroit (37-36), que son los otros tres equipos que están en la contienda por las últimas dos plazas de la región.