Anuncios

Philadelphia le ganó a Milwaukee por 130 a 125, de visitante, y se convirtió en el cuarto equipo (tercero del Este) en clasificarse a los Playoffs. Joel Embiid se lució con 40 puntos, 15 rebotes, tres robos y seis asistencias.

Foto: Getty Images.

Los Sixers venían teniendo dificultades para imponerse sobre los mejores equipos de la liga. En esta ocasión, el elenco dirigido por Brett Brown se sacó la mufa en el estadio del primero del Este, los Bucks. Y eso que contaron con un Giannis Antetokounmpo muy enchufado, ya que estableció una nueva marca personal de puntos en un solo partido (anotó 52, bajó 16 tableros, recuperó dos balones y entregó siete pases gol).

La visita tuvo mayor eficacia a la hora de ejecutar su estilo de juego. Ben Simmons (ocho tantos, nueve rebotes y nueve asistencias) se encargó de darle rapidez a los avances del conjunto de Pensilvania. Asimismo, Jimmy Butler (27 y dos triples) y J.J. Redick (19 y cuatro) colaboraron para abrir los espacios en campo contrario, con su agilidad y precisión con los lanzamientos.

De todos modos, la figura fue Joel Embiid, quien rindió a un gran nivel lo que fue un simulacro de duelo de postemporada. El pivote se destacó con 40 puntos, 15 tableros, tres recuperos y seis pases gol.

Con este resultado, Philadelphia (45-25) se aseguró la clasificación a Playoffs y extendió su racha a cuatro triunfos seguidos. Mañana visitará a Charlotte a las 20. Una hora más tarde, Milwaukee (52-18) recibirá a los Lakers.