Anuncios

Philadelphia aplastó a los Lakers por 143 a 120, de local, gracias a un mejor cierre del segundo y tercer cuarto. Joel Embiid se lució con 37 puntos y 14 rebotes.

Foto: Getty Images.

Los Sixers jugaron tres de los cuatro encuentros seguidos, en casa. El primero fue una derrota bisagra ante los Raptors, que tuvo como consecuencia los constantes movimientos en el mercado de traspasos, con el fin de potenciar el plantel de cara a los Playoffs.

En los siguientes dos, el elenco dirigido por Brett Brown mostró que contaba con todos los recursos necesarios para convertirse en uno de los candidatos en suceder en el trono del Este a LeBron James y los Cavaliers.

Y justamente, fue contra el nuevo equipo del Rey que el conjunto de Pensilvania brilló para aumentar la confianza en la segunda mitad de la fase regular. El quiebre lo consiguió en los últimos minutos del segundo y tercer episodio. A falta de 3:36 para el descanso, sacó diferencias por medio de un parcial de 15 a 6. Luego, cuando restaban tres minutos para el cierre del tercer segmento, concretó una racha letal de 13 a 2 que encaminó el resultado a su favor.

Joel Embiid guió al dueño de casa hacia el triunfo categórico de la serie de temporada, frente al conjunto angelino. El pivote encestó 37 unidades y bajó 14 tableros. En tanto, J.J. Redick acompañó con su efectividad con los lanzamientos (21 y tres triples).

Además, Tobias Harris se acomodó rápido al sistema de juego, ya que volvió a tener una clave actuación. El ala pivote sumó 22 puntos (tres aciertos detrás del arco), seis rebotes y seis asistencias.

Con este resultado, Philadelphia se mantuvo cuarto en el Este con un récord de 36-20. Este martes cerrará la seguidilla a las 22, cuando se enfrente con Boston. Media hora más temprano, los Lakers (28-28) visitarán a Atlanta.