Philadelphia superó a Sacramento por 123-114 y se posicionó nuevamente tercero en el este. El equipo de Brett Brown lleva una racha de tres victorias consecutivas.

Joel Embiid volvió a ser el más destacado con 21 puntos, 17 rebotes y cuatro tapas. Foto: Getty Images.

Sacramento se jugó una de sus últimas fichas para ingresar a Playoffs en la noche de este viernes, pero no pudo acercarse a los puestos clasificatorios. El equipo de Dave Joerger no pudo frenar el juego interno de los Sixers en Philadelphia y cayó por 123-114, dándole a su rival tanto la chance de sumar su tercera victoria al hilo, como también volver a posicionarse en el tercer lugar del este, con la misma marca que Indiana Pacers (44-25), pero con el desempate a su favor.

La rotación del equipo de Brett Brown volvió a ser corta, lo que le permitió a Joel Embiid tener otra noche destacada (21 puntos, 17 rebotes, tres asistencias y cuatro tapas) para ser la figura del partido. A la par, Jimmy Butler también tuvo un gran partido (22 tantos, siete asistencias y seis rebotes), mientras que J.J. Redick complementó ese juego interno con cuatro triples para acabar con 19 unidades. También hubo otros tres jugadores con doble dígito: Tobías Harris (19-7-4), Ben Simmons (18-2-5) y Boban Marjanovic (12-7-2).

Del otro lado de la cancha, el noveno del oeste (33-35) volvió a mostrar un interesante juego vertical de la mano de De’Aaron Fox (16 puntos y seis asistencias) al que le faltó precisión para llevar adelante una contienda más pareja. Si bien un triple de Yogi Ferrell a falta de 9:27 acercó a la visita a tres puntos (101-98), el equipo de Joerger no se mostró capaz de terminar de culminar la remontada y esto le dio al dueño de casa la oportunidad de reaccionar para sellar un nuevo triunfo.

Ambos equipos volverán a jugar este domingo por la noche. Los Sixers viajarán a Milwaukee para enfrentar a los líderes del este, los Bucks, desde las 16:30. Por su parte, los Kings intentarán recuperarse en casa, donde recibirán a los Chicago Bulls a las 19hs.