Anuncios

Houston se impuso sobre Philadelphia por 107 a 91, de local, y alcanzó la marca de 40 victorias en la fase regular. James Harden se lució con 31 puntos, 10 rebotes, dos robos y siete asistencias.

Foto: Getty Images.

Parece que los Rockets están encontrándole la vuelta a los problemas relacionados con la inconsistencia, la cual sufrió en la primera parte de la fase regular. Es que un contudente triunfo sobre los Sixers les permitió extender el buen momento del conjunto texano.

James Harden le dio un susto a los espectadores en el Toyota Center en el primer tiempo, debido a que salió por un golpe en la muñeca derecha. Sin embargo, la Barba regresó al juego y se encargó de que el dueño de casa sacara una holgada diferencia antes del descanso (59-44). El escolta anotó 20 de sus 31 tantos en los primeros dos cuartos.

Luego, el elenco dirigido por Mike D’Antoni conservó la ventaja, por medio de la efectividad desde el perímetro por parte de Eric Gordon (17 puntos y cinco triples) y Gerald Green (14 y dos). Además, Clint Capela se consolidó en el juego interno (18, nueve tableros y cuatro recuperos), pese a las bajas de Joel Embiid y Boban Marjanovic.

Con este resultado, Houston acumuló siete victorias consecutivas y se mantuvo cuarto en el Oeste (40-25). Este domingo visitará a Dallas a las 20. En cambio, Philadelphia (41-25) recibirá el mismo día a Indiana, pero a las 16.30.