Anuncios

Philadelphia derrotó a Golden State por 113 a 104, de visitante, y le cortó la racha de once victorias seguidas. Joel Embiid (20 rebotes) y Ben Simmons anotaron 26 puntos cada uno. 

Foto: Getty Images.

Llegó el día en que los Warriors no pudieran sostener más su invicto. En el Oracle Arena, los Sixers sacaron a relucir sus virtudes y fueron más que el último bicampeón, sobre todo en el tercer cuarto (parcial letal de 42 a 26).

Joel Embiid lideró esa magnífica remontada de la visita. El pivote estuvo imparable en la pintura, anotando once de sus 26 tantos en dicho período. Además, le ganó la pulseada a DeMarcus Cousins, quien tuvo su primer partido en la Bahía. El camerunés redondeó su clave desempeño con 20 rebotes, dos robos y cinco asistencias.

Por otro lado, Ben Simmons estuvo ágil y quirúrgico con la ejecución de las jugadas, creándose así un lindo regalo por su primera elección al Juego de las Estrellas. El armador australiano se lució con 20 unidades, ocho tableros, tres recuperos y seis pases gol. J.J. Redick lo acompañó desde el perímetro con su precisión en los lanzamientos: convirtió 15 y cuatro triples.

De esta manera, Philadelphia brilló en Oakland y se ubicó tercero en el Este con un récord de 34-18. Este domingo visitará a Sacramento a la medianoche (después del sábado). En cambio, Golden State (36-15) recibirá este sábado a los Lakers de LeBron James, a las 22.30.