Anuncios

El núcleo joven de New York sacó adelante un duro partido ante Orlando y consiguió el triunfo por 108 a 103, de local. Mitchell Robinson se destacó con 17 puntos, 14 rebotes, tres robos y seis tapas.

Foto: Getty Images.

Los Knicks cuentan con un grupo de jugadores jóvenes que cuentan con un brillante potencial de cara al futuro. Luego de bajar a los Spurs, el conjunto de la Gran Manzana se lució ante su público para derrotar al Magic, que venía de ganarle a Toronto.

La segunda unidad tuvo un desempeño notable a la hora de revertir la máxima desventaja de 40-24 en el segundo cuarto. Es que convirtió 75 de los 108 tantos del equipo. Emmanuel Mudiay fue el máximo anotador con 19, además de haber bajado ocho rebotes.

La figura del encuentro fue Mitchell Robinson, quien lideró el trabajo defensivo del dueño de casa y estuvo firme en la pintura. El pivote se destacó con 17 unidades, 14 tableros, tres robos y seis bloqueos. Allonzo Trier (18, cinco y tres) acompañó con su agilidad y determinación para atacar el aro.

Asimismo, Henry Ellenson (13 puntos, tres triples, nueve tableros, dos recuperos y cinco pases gol) y John Jenkins (ocho) aportaron su efectividad en los lanzamientos y espíritu para combatir por instalarse en una franquicia de la NBA.

Con este resultado, New York ganó su segundo encuentro consecutivo y llegó a un récord de 13-48. Este jueves volverá a jugar en el Madison Square Garden a las 21.30, esta vez contra Cleveland. Media hora más temprano, Orlando (28-34) recibirá a Golden State.