Anuncios

Los Knicks reportaron que tres trabajadores dieron positivo de Coronavirus. El manejo de la enfermedad será uno de las grandes desafíos de la temporada 2020-21.

Los New York Knicks tuvieron una mala noticia durante la jornada de este martes. Los oriundos de la Gran Manzana se vieron obligados a cerrar su centro de entrenamientos luego que tres trabajadores dieron positivo de COVID-19.

El hecho fue comunicado oficialmente por la franquicia: “Tres empleados de los New York Knicks dieron positivo a sus exámenes de Coronavirus durante los chequeos rutinarios. Todos son asintomáticos y quedaron en cuarentena. Por esto, el MSG Training Center fue temporalmente cerrado para permitir la desinfección del lugar”.

La noticia golpea la puerta de una realidad que será moneda común durante la temporada 2020-21. El regreso de la NBA será sin burbuja, por lo que cada uno de los protagonistas deberá agudizar los cuidados en pos de evitar la enfermedad. No obstante, esto no dependerá únicamente de ellos ante la realidad de los casos asintomáticos no testeados que continúan con su vida normalmente.

Por este motivo, la NBA apuntará a la vuelta de un porcentaje de los públicos a los estadios, con la condición de poder testear a cada uno de los ingresantes. Según la situación de cada estado, los equipos podrán albergar entre el 25% y el 50% del aforo posible.