Anuncios

Los dirigidos por Doc Rivers no dejaron margen para la duda y superaron a los Knicks en casa por 128-107. Landry Shamet clavó siete de los 19 triples del conjunto angelino para acabar el juego con 21 puntos.

Foto: Getty Images.

La temporada 2018-2019 encontró historias contradictorias en Los Ángeles. Mientras algunos señalaban que los Lakers iban a retornar a Playoffs y están décimos en el oeste con una marca de 30-33, los Clippers, que parecía que no iban a pasar de los últimos cinco puestos por su ausencia de estrellas, cerraron el domingo en el séptimo lugar con una marca de 36-29 que los acerca notablemente a la postemporada.

El conjunto dirigido por Doc Rivers sumó un nuevo festejo en el Staples Center luego de vencer a los New York Knicks por 128-107. La visita mostró una defensa muy floja en la primera mitad, la cual le permitió al local gozar de una distancia máxima de 38 puntos. Luego, el entrenador rotó las piezas y le dio a su rival la chance de mejorar para maquillar el resultado, pero nunca estuvo cerca de complicarlo.

Nueva York, que el domingo pasado había sorprendido a San Antonio en el Madison Square Garden, volvió a evidenciar sus enormes falencias defensivas a la hora de marcar, sobre todo el lanzamiento externo. El equipo californiano sumó 19 triples a lo largo del juego, siendo Landry Shamet el máximo autor con siete aciertos para cerrar el mismo como el goleador con 21 puntos. Además, Danilo Gallinari (20-7-4) y JaMychal Green (16) conectaron en tres ocasiones, mientras que Shai Gilgeous-Alexander (15-3-4) y Lou Williams (18) lo lograron en dos oportunidades y el dupla de Patrick Beverley (3-10-5) y Tyrone Wallace (5) sumó el par restante.

La victoria le permitió al elenco ‘Clipper’ superar a San Antonio (35-29) y acabar a un juego y medio de Utah Jazz (36-26). Este martes por la madrugada (00:30) habrá un clásico angelino vital para el ingreso a la postemporada.