Anuncios

Los Wizards vencieron 101-100 a los Knicks en el O2 de Inglaterra. Los dirigidos por Scott Brooks lo ganaron en el cierre, a partir de un goaltending.

El cuadro capitalino lleva una marca de 19-26 en la temporada 2018-2019. Foto: Getty Images.

La NBA continúa con su mega expansión y este jueves por la tarde la acción se trasladó a Londres, Inglaterra. Así como había sucedido durante el mes de diciembre en México, la liga acordó disputar uno de los juegos de su fase regular en el O2, escenario en el cual el básquetbol estadounidense fue campeón olímpico en 2012. Allí, Washington fue un poquito más que Nueva York y se quedó con un agónico triunfo por 101-100.

El conjunto neoyorquino parecía tener el juego dominado en la primera mitad. La combinación de penetraciones con nueve triples en dieciocho intentos (contra cuatro aciertos rivales en el tramo), le permitió al equipo de Fizdale tomar la primera ventaja significativa del juego. Esto lo mantuvo en el segundo cuarto y Tim Hardaway Jr (8) conectó un bombazo para lograr la distancia máxima de 19 puntos (53-34) a 5:23 del descanso.

Sin embargo, el equipo de La Gran Manzana pagó cara la ausencia de Enes Kanter, quien no viajó por “temor de perder su vida”. El elenco vestido de azul estuvo lento para cerrar sus buenas acciones defensivas y se fue desmoralizando a partir de los aciertos del cuadro capitalino, sobre todo de Bradley Beal (29 puntos, nueve rebotes y cuatro asistencias). De esta manera, achicó a un 63-53 para ir a los vestuarios.

El envión de Washington se mantuvo en el resto del juego, mientras que Nueva York tuvo un último cuarto para el olvido, en el que cedió un parcial de 24-11. Beal se asoció con Otto Porter Jr (20 puntos y 11 rebotes) para concretar la remontada a cuatro minutos del cierre (91-90).

Desde entonces, se dio un juego parejo, a pesar que Nueva York mantuvo desnudas sus falencias defensivas. Washington se mantuvo en gran parte al frente por la mínima, pero un doble de Noah Vonleh (13 y 10) a 33 segundos del cierre le dio la ventaja al rival por 100-99. Sin embargo, el cuadro knickerbocker falló cuando tuvo la chance de sentenciar el juego y le dio a Thomas Bryant (10 y 9) la chance de sacar una bandeja que fue tapada por Kevin Knox (5), pero que los árbitros consideraron que fue ilegal, para el 101-100.