Toronto aplastó a Nueva York por 128-92 y sumó otro triunfo en casa, sin Kawhi Leonard. Sin embargo, Kyle Lowry debió abandonar la cancha antes del final del partido con molestias, dejando a la franquicia ansiosa por saber su diagnóstico.

Así fue la colisión entre Lowry y Robinson que dejó al base lesionado. Foto: New York Times

La noche del lunes tuvo un previsible triunfo de Toronto (50-21) sobre Nueva York (14-57) por 128-92. Sin Kawhi Leonard, el equipo de Nick Nurse volvió al triunfo tras su inesperada caída ante los Pistons en Detroit y achicó el margen con Milwaukee (52-18), el líder de la conferencia.

El partido fue prácticamente el esperado. La inconstancia ofensiva le jugó una mala pasada a la visita, que luego de darle el golpe a Los Lakers en la jornada del domingo, sintió el desgaste y no encontró a un tirador fiable por fuera de Allonzo Trier (22-4-3). El parcial de 38-29 en el primer cuarto le dio a Toronto la chance de manejar el juego a su ritmo para llegar a gozar de una ventaja máxima de 38 unidades y así tener una rotación más larga, en orden de administrar las cargas.

Sin embargo, no todas fueron buenas noticias por el lado del dueño de casa. Toronto ganaba por 93-59 a falta de 5:16 en el tercer cuarto cuando Kyle Lowry (15 puntos, ocho asistencias y seis rebotes) y Mitchell Robinson (0) pelearon por un rebote, que acabó en manos del base. A pesar de esto, el pívot continuó con la lucha por la pelota y cuando la estrella del dueño de casa iba a iniciar la contra, el gigante cayó al piso, se interpuso en el camino del perimetral y le generó una torcedura de su tobillo derecho.

https://twitter.com/TheRenderNBA/status/1107812262243385344

Lowry señaló que la situación fue “un poco sucia, aunque no creo que fue a propósito” a la prensa luego del partido. Por su parte, el interno del elenco neoyorquino se retiró del estadio sin realizar declaraciones. El periodista Adrian Wojnarowski, de ESPN, agregó que el cuerpo médico de la franquicia canadiense está tranquilo, pero que se le harán estudios este martes por la mañana para determinar la gravedad de su lesión, la cual se intuye que es leve.

La caída del base titular le dio a Jeremy Lin la chance de brillar ante su ex equipo y fue la figura del partido con 20 puntos, tres rebotes y dos asistencias. Por su parte, el español Marc Gasol acabó la noche con un doble-doble: 12 tantos y 11 rebotes.

Ambos equipos volverán a jugar este miércoles por la noche. Los Knicks volverán a Nueva York para recibir al Utah Jazz desde las 20:30, mientras que los Raptors viajarán a Oklahoma, probablemente sin Kyle Lowry, para medirse con el Thunder a las 22:30 (va por ESPN)