Anuncios

Los Spurs se vengaron y vencieron a los Knicks en casa por 109-83. Los dirigidos por Gregg Popovich sumaron su séptimo triunfo en fila, lo que les posibilitó cerrar el viernes con un sexto lugar en el oeste.

DeMar DeRozan fue una de las caras más importantes del triunfo con 13 puntos, 7 asistencias, 4 rebotes y 2 robos. Foto: Getty Images.

Luego de la grotesca derrota en la noche de la entrega de los Oscars, los Spurs volvieron a enfrentar a los Knicks este viernes por la noche, esta vez en el AT&T Center, y la película fue totalmente diferente. Los texanos se vengaron con un juego certero en ambos lados de la cancha para imponerse por 109-83.

Los neoyorquinos fueron dominados de principio a fin. Sólo llegaron a gozar de una ventaja mínima en los primeros minutos del encuentro. Desde entonces, los Spurs volvieron a sacar un gran rédito a través del lanzamiento de media distancia, con una anotación variada producto de una rotación más larga que de costumbre. A través de este factor ofensivo, combinado con una férrea defensa, los texanos llegaron a gozar de una ventaja máxima de 28 puntos antes que los rivales maquillen el resultado.

LaMarcus Aldridge (18 puntos y 11 rebotes) volvió a ser el más destacado de un equipo de Popovich que tuvo a otros cinco jugadores con doble dígito: DeMar DeRozan (13 tantos, siete asistencias, cuatro rebotes y dos robos), Bryn Forbes (13), Jakob Poeltl (12 unidades y nueve rebotes), Davis Bertans (12 y 6), Marco Belinelli (12-2-3) y Rudy Gay (12-3-4). Del otro lado de la cancha, DeAndre Jordan (11-13-9) fue el más destacado para el conjunto de David Fizdale.

A través de esta victoria, los Spurs llegaron a su séptimo triunfo consecutivo y cerraron el viernes con el sexto lugar en el oeste gracias a una marca de 40-29. Los texanos no tendrán descanso ya que este sábado recibirán a los Portland Trail Blazers (42-26) desde las 21:30.

Por su parte, los Knicks (13-56) acumularon su octava caída al hilo y siguieron últimos en el este, con el peor récord de la liga. Los neoyorquinos continuarán su camino hacia el cierre de la temporada este domingo, cuando reciban a los Lakers en el Madison Square Garden a las 13hs.