Anuncios

Dwyane Wade y Dirk Nowitzki fueron elegidos como invitados especiales para el partido del Juego de las Estrellas. En tanto, D’Angelo Russell reemplazará al lesionado Víctor Oladipo.

Foto: Getty Images.

Sí, es verdad que la NBA no se le ocurrió esta idea en 2018, cuando el público argentino dejó hasta la última gota de sudor en las votaciones, con el fin de que Emanuel Ginóbili tuviera su último All Star Game. Pero quizás fue eso lo que llevó a la liga a atender el reclamo de los seguidores por leyendas que están dando los últimos pasos de su carrera.

Tal como sucedió con Kobe Bryant en 2016, Dwyane Wade y Dirk Nowitzki fueron seleccionados para disputar el partido del Juego de las Estrellas 2019, que se disputará el domingo 17 de febrero en Charlotte.

El escolta fue la gran figura en el primer título del Heat en su historia. Justamente, el rival de aquellas Finales 2006 fueron los Mavericks de Nowitzki. Luego, Wade formó el Big Three con LeBron James y Chris Bosh, que le dio dos campeonatos más al conjunto de Florida (2012 y 2013).

Antes del poderío de aquel plantel, los Texanos tuvieron la posibilidad de tomarse la revancha frente al mismo adversario, en el 2011. Nowitzki se convirtió en el primer jugador europeo en ser elegido MVP de las Finales, y la franquicia administrada por Mark Cuban cumplió la meta tan anhelada de levantar el trofeo Larry O’Brien.

Llegó su momento de fama

D’Angelo Russell fue seleccionado como el reemplazo del lesionado Víctor Oladipo. El base lidera a unos Nets que se encuentran en los puestos de Playoffs, después de cuatro años de reconstrucción sin contar con picks del Draft, debido al famoso intercambio con Boston que hipotecó su futuro.

El promedio del jugador de 22 años en esta temporada es de 19,6 puntos, 37,4% de efectividad en triples, 3,8 rebotes, 1,2 robos y 6,4 asistencias. Su primera aparición en el Juego de las Estrellas lo ayuda a completar su objetivo de revitalizar su futuro en la liga, tras sus conflictos en las primeras dos campañas de su carrera con los Lakers.