El base anotó 44 puntos, 27 en el último cuarto, para liderar la remontada de los Nets en el Golden 1 Center por 123-121. El dueño de casa llegó a gozar de una ventaja máxima de 28 tantos en el tercer cuarto.

Foto: Getty Images.

Todo estaba dado para que Sacramento pueda cerrar el martes con una gran alegría en su complicada pelea por ingresar a Playoffs. Sin embargo, el equipo de Dave Joerger tuvo su peor revés de la temporada y quedó atónito luego que Rondae Hollis-Jefferson (14-5-3) sentenció el triunfo de Brooklyn por 123-121.

El local había aprovechado la gran labor de sus jóvenes, De’Aaron Fox (27 puntos, nueve asistencias y cuatro rebotes) y Marvin Bagley III (28-7-2), para llegar a gozar de una ventaja máxima de 28 unidades, además de acceder a la última docena de minutos con una ventaja de 103-78.

Pero, de la mano de D’Angelo Russell (44 puntos -su marca máxima en la carrera- y 12 asistencias), Brooklyn logró la mejor remontada de su historia. Sacramento no tuvo respuestas para un base incontrolable, que supo tomar las riendas del juego y exponer a un dueño de casa que evidenció sus falencias defensivas. El ex Lakers anotó 27 de sus 44 tantos en la última docena de minutos, incluyendo la bandeja que acercó a su equipo a un punto con 1:33 por jugar.

El dueño de casa no pudo salir del shock. Luego de una falla de Fox, Dudley fue asistido por el armador para lograr la ventaja desde larga distancia. El novato llegó a igualar el juego con 46 segundos en el reloj, pero Hollis-Jefferson apareció para concretar el inesperado triunfo visitante. El público local, que venía en éxtasis en los primeros 36 minutos, no tuvo otra reacción que abuchear a los suyos por la falta de intensidad en el último cuarto.

Los Nets consiguieron un triunfo muy valioso para empezar a asegurar su lugar en la siguiente postemporada e intentarán complementarlo con una victoria ante Los Ángeles Lakers como visitantes, el próximo viernes a las 23:30.

Del otro lado, la epopeya de los Kings cada vez parece más complicada de suceder. Al equipo de Dave Joerger no le quedará otra opción que intentar recuperarse el jueves, cuando reciba a los Dallas Mavericks desde las 23hs.